El ajedrez demanda mucha preparación física y mental

0

¿Saben cuál es uno de los deportes más famosos y antiguos del mundo? Sin duda es el ajedrez, que durante el siglo VI ya se practicaba en la India y se ha mantenido como uno de los juegos de mesa más exquisitos y agradables para disfrutar. Requiere de cierto nivel de destreza mental, se fundamenta en estrategia y táctica de la misma manera que otros deportes, quizás debido a esto es considerado como un deporte-ciencia, pero también tiene críticos que no lo reconocen como un deporte, por no tener movimiento continuo.

Estos menosprecian a los jugadores de ajedrez como deportistas por el hecho de que los participantes permanecen horas sentados delante de un tablero con fichas pero ignoran la importancia de la preparación física del ajedrecista, pues algunos incluso se internan en centros de alto rendimiento antes de un campeonato.

Un torneo de ajedrez puede durar dos o tres semanas con partidas de más de cinco horas acompañadas del respectivo estrés, debido a esto es necesaria la preparación física para lograr una mayor oxigenación cerebral, la tensión nerviosa conlleva a un gasto de energía física y trae el poco desarrollo del intelecto, así lo aseguran especialistas en medicina deportiva.

La importancia de la actividad física para preparar al ajedrecista es esencial, ya que está demostrado que el esfuerzo mental sin movimiento muscular y excitación del sistema cardiovascular podría provocar alteraciones psíquicas. Hay registros en donde el peso de los jugadores ha disminuido entre 4 y 8 kilos durante un torneo.

Otros jugadores han experimentado taquicardia y variaciones de la tensión arterial (aumento de un 20% y 30%), en vista de esto, se evidencia que si la tensión emocional de los jugadores de ajedrez es comparada con la de otros atletas de otras disciplinas, el resultado será muy distinto, ya que en otros deportes esta viene del esfuerzo físico que protege al organismo del estrés, causante principal de la tensión emocional.

En síntesis, la preparación física para un ajedrecista está centrada en la resistencia y la fuerza. La resistencia va orientada a combatir la fatiga con objeto de aumentar en tiempo la capacidad de concentración y memoria, mientras que la fuerza se enfoca en fortalecer la musculatura postural sedente, es decir, musculatura abdominal, cérvico-dorso-lumbar y glúteos.

Ydalmis Bravo