Tres en 1 | Iván Padilla Bravo: Hacemos periodismo por amor al arte

0

Director del semanario Todasadentro. Escritor. Autor del libro El socialismo anda a pie: Apuntes desde Todasadentro.

—La cultura popular, que tiene amigos a montones, ¿está en el poder?

—Sí y No. Cuando afirmo me refiero a que en el poder están los mismos que inventaron e impusieron esa categoría de “cultura popular” para mantener “contentos” a quienes producen sentido desde la acera de clase del proletariado. Siempre será una contentura relativa, ya que las artes provenientes del trabajo jamás estarán en el bando del capital, a menos que este último las expropie, con plusvalía y mercantilización incluidas. En países como el nuestro, donde construimos unas relaciones sociales de nuevo tipo, desde la Revolución Bolivariana y las políticas de Estado, al menos hay un interés por mostrar a las y los creadores como iguales. O, al menos, con igualdad de oportunidades para la inclusión.

El tema del poder es otro asunto. El poder lo detenta la clase social dueña de los medios de producción. Y las culturas generalmente se “valoran” por si son capaces de convertirse en hegemónicas alineadas (también alienadas) con el poder. Del resto se mantienen contrahegemónicas dentro de la denominada lucha de clases. Dicho esto, concluyo esta respuesta reconociendo que no somos el poder, aunque estemos en el coyuntural «poder» político del Estado venezolano. Desde las culturas tenemos la ventaja de estar mucho más cerca de la conciencia expandida de clase trabajadora. Tenemos la opción de prefigurar en ellas la utopía, la liberación, el socialismo. Pero ahorita, ahoritica, nuestra Revolución lo que va es señalando el camino, “duro, pero es este” para decirlo con la voz de Argimiro Gabaldón.

—¿Hay periodismo cultural en el país?

—A mí no me gusta el periodismo con apellidos. El oficio de comunicar, de manera oportuna y veraz, aplica por igual para todo lo real comunicable. Cuando atendimos –en 2004– el llamado del Comandante Chávez, quien era un maestro de la comunicación, para que el naciente Ministerio de Cultura tuviese su periódico donde expresarse “sin ser gobiernero”, como él mismo lo decía explícitamente, nos planteamos varias interrogantes. La fundamental nos la seguimos formulando hasta hoy: ¿Qué es eso de “periodismo cultural”? A lo que hemos llegado hasta hoy con Todasadentro, en los 17 años recorridos hasta el pasado 17 de abril, es a la inclusión plena de todas y todos los creadores y de sus obras. Hacemos un periodismo por amor al arte y las culturas. Es decir, no nos mueve el afán del poder ni del lucro, sino la convicción de estar acompañando a nuestros pares.

—¿Hacia dónde va la Revolución?

—Cada vez soy menos inclinado a hacer ningún tipo de predicciones. En mis adentros siento la intuición de que una Revolución verdadera debe parecerse esencialmente a la poesía; por tanto, no debe querer llegar a ningún lugar sino ser el asiento de la felicidad en igualdad para todas y todos. Bolívar lo dijo y Chávez lo enarboló como estandarte de este proceso: “Alcanzar la mayor suma de felicidad”, desde Angostura y para siempre. En conclusión, la Revolución Bolivariana y Chavista debe ir hacia dentro, hacia nuestro interior, hasta revolucionar la conciencia.

—¿No le parece que ahora más que nunca la hegemonía es capitalista?

—Bueno, ya lo dije antes: es capitalista. Ni más ni menos que nunca. Aceptar que estamos, que el mundo está y en consecuencia Venezuela también, bajo el dominio del capital es aceptar también como ideas dominantes las de las clases dominantes (para decirlo con Carlos Marx). Ahora, aceptar no es resignarse sino construir una nueva hegemonía, a la medida de la sociedad donde prevalezca el trabajo igual, sin dominadores ni dominados. Antes le decíamos a esta utopía el comunismo… pero la hegemonía del capital se empeñó en convertir el sueño en pesadilla y una inmensa masa alienada sigue sujeta por los «brillos» mediáticos del miedo.

—¿Nos defendemos del bloqueo y las sanciones nada más que con…resistencia?

—Se defiende con conciencia y desde una cultura del trabajo y la productividad… inventando, como proponía nuestro maestro Samuel Robinson, sin miedo a los yerros.

________________

Retrato Hablado

 

“Ser original es en cierto modo estar poniendo de manifiesto la mediocridad de los demás”. Con esta frase el escritor, físico y pintor argentino Ernesto Sabato estaba dejando clara su posición ante los mediocres, porque su vida fue una permanente creación. Una vez que terminó su doctorado en Física y Matemática, en 1937, se fue a París a realizar investigaciones en el Instituto Curie. Y fue en 1945 cuando entra de lleno en la literatura con la publicación de su primer libro: Uno y el universo. Después, en 1948, con la publicación de El túnel logra consolidarse como un gran escritor. Y luego vinieron sus novelas Sobre héroes y tumbas, en 1961, y Abaddón el Exterminador, en 1974. Su producción literaria es galardonada con el premio Cervantes en 1984. Y uno de los actos que más lo comprometió con el pueblo argentino fue cuando, en 1983, Raúl Alfonsín lo nombra presidente de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep). Cuando presentó el informe donde quedaron reunidas más de 50 mil páginas acerca de la tortura en el gobierno de Jorge Videla dijo: “He estado en el infierno”. Nació el 24 de junio de 1911 en Argentina, y murió un día como hoy, 30 de abril de 2011.

_________________

El Viernes de Lira 

Roberto Malaver