SOMOS LO QUE SOMOS | Aristóbulo, el roble de Curiepe

Luis Zárraga

0

Se nos fue el hombre fuerte, en pensamiento e ideas; también en lo físico. Luchó todo lo que pudo y mucho más allá. Era un roble, nacido en Curiepe, municipio Brion, en la región de Barlovento, estado Miranda. Era el roble de todo el pueblo, Aristóbulo Istúriz, quien seguirá guiando desde el infinito a los venezolanos de buena fe.

En Curiepe se formaron los primeros cimientos de la pasión por las luchas sociales del país. El roble, un político en letras mayúsculas que siempre acompañó a los más desposeídos.

Hombre con don de gente y gran calidad humana, que nunca decía que no a propuestas de sus compañeros de la Revolución. Formado en las trincheras de avances, donde el profe destilaba enseñanzas y sabidurías como educador. En la política se desempeñó con naturalidad, audacia y desprendimiento.

Recordamos su paso por La Causa R, junto a Alfredo Maneiro, ideólogo de las huestes progresistas de la patria. Luego como alcalde de Caracas, diputado y más tarde al lado del Comandante Hugo Chávez y ahora en tiempos más cercanos junto al presidente Nicolás Maduro Moros.

El negro, un ser trabajador a tiempo completo y más allá. En 2018, siendo vicepresidente del Área Social y Territorial visitó a los habitantes de Osman, en Curiepe, para entregar a la Comuna Hugo Chávez obras como recuperación de fachadas, alumbrado público y rehabilitación de la Unidad Educativa Juan Pablo Sojo. También sembró árboles. Ese era Aristóbulo.

Recordamos sus palabras en Osman: “Hoy como nunca nuestro pueblo está organizado y activo haciendo revolución. Nos quieren quitar la esperanza, que no creamos en nosotros mismos, que nos llenemos de miedo. Pero resulta que cuando un pueblo está unido celebra (…). El pueblo tiene fe, esperanza. Curiepe es un ejemplo de patria libre”.

El roble recorrió las calles de Caracas hasta el campo santo, acompañado por el fervor de su pueblo que lo fue a despedir en medio de la lluvia y con rosas rojas. Demostrando cuánto lo querían y recordarán por siempre con su ejemplo y con la expresión que hizo común “viva la patria”.

Luis Zárraga