Colombia es un proyecto fracasado del imperio yanqui

0

En abril de 1948 se produjo el asesinato de Jorge Eliecer Gaitán en Colombia, hecho que produjo una violenta respuesta por parte de las masas populares más una severa represión de parte de las autoridades gubernamentales, el cual fue conocido como “El Bogotazo”.

Desde entonces, ya son 73 años que la sociedad colombiana vive sumida en la violencia y en conflictos de diversas índoles.

Recientemente, ha sido noticia lo intenso de los disturbios ocurridos en varias de las más importantes ciudades neogranadinas, donde hacen más de ocho días que fuerzas de seguridad del Estado reprimen fuertemente a cantidad de manifestantes que salen a protestar contra el gobierno del presidente Iván Duque, ante lo cual se pronunció la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

“Colombia es un proyecto imperial fracasado que ha condenado a su pueblo a la peor crisis jamás vista: primer productor de drogas del mundo, excluido de la vida política del país y sin posibilidad de expresarse libremente !Venezuela siempre será ejemplo para los hijos de Bolívar!”, dijo Rodríguez.

Los reclamos de parte de la población, inicialmente se hicieron sentir en contra de las nuevas medidas presentadas por el presidente Duque al parlamento, como la Reforma Tributaria, salud, laboral y pensional, pero luego continuaron por otras razones, entre ellas, la intensa reprimenda que sufrieron los protestantes.

La fuerte acción de parte de los organismos represores que ha causado víctimas fatales y decenas de heridos, ha sido condenada incluso por entes internacionales.

En ese sentido el fiscal general de Colombia, Francisco Barbosa, aseguró que el organismo que dirige imputará a policías por los homicidios de civiles durante las manifestaciones.

“Tres de esos homicidios les serán imputados a miembros de la Policía Nacional en el marco de estas manifestaciones”, expresó el fiscal colombiano.

Asimismo, la vicepresidenta Rodríguez recordó que, “el Gobierno de Colombia, presidido por Iván Duque, trabaja a favor de la oligarquía colombiana, el narcotráfico y el paramilitarismo, abandonando la atención a su pueblo”. Tal aseveración, la hizo a propósito de una acusación realizada por su homóloga colombiana, Marta Ramírez, quien buscando librar la responsabilidad de su gobierno sobre la crisis de violencia y represión que atraviesa el país culpó al Gobierno Bolivariano de pretender exportar su modelo a Colombia.

Ciudad Ccs / Fidel Antillano