La Santísima Cruz de Mayo, es la fiesta del pueblo caraqueño

0

El pasado lunes 3 de mayo se celebró en el mundo el día de veneración de la Cruz de Mayo. Esta fiesta forma parte del patrimonio cultural e histórico de Caracas. Celebración que se ha encarnado en el corazón del pueblo capitalino logrando hacer de esta manifestación cultural una verdadera fiesta del pueblo.

Barlovento trajo su música a Caracas para cantarle a la cruz y son las tamboras de fulía barloventeña, con su prima, su cruzao y su pujao, las que se combinan, entre repiques, para acompañar a decimistas y cantores que ofrendan a la cruz, denuncian, enamoran y piden por los buenos tiempos. En Caracas la fiesta comienza la noche del 30 de abril. En San Agustín, en el Barrio Marín, a calle abierta, o en las afueras del Teatro Alameda, se realiza el velorio que hasta el año pasado fue presidido por el desaparecido cultor Jesús “Totoño” Blanco, desde la Sociedad de la Cruz de Mayo.

El pueblo venera al madero con cantos y décimas en una tradición que tiene más de 40 años como expresión cultural y sincrética y desde ese día se ramifica por toda la ciudad hasta mediados de junio.

El covid-19 ha limitado la manifestación de esta fiesta que no logró detener la guerra económica. Hoy el pueblo se cuida y las fiestas se realizan bajo estrictas medidas de bioseguridad, de acuerdo al comportamiento de la pandemia en el país.

Catia, La Pastora, La Vega, San Agustín, San José, El Recreo, San Bernardino, San Juan, 23 de Enero, Caricuao, Carapita, arriman su canto a la celebración. En la parroquia San Pedro, Kilombo realizará su velorio el sábado 15 de mayo, desde una propuesta cultural comunitaria que integra a niños y jóvenes en un proyecto de formación artística. En Catia son distintos territorios donde se realiza esta festividad. En los bloques de Propatria, en Lomas de Urdaneta, el Cuartel y Los Frailes, desde diversios proyectos.

En La Pastora, el grupo Flor de Patria y la comunidad del Barrio Las Torres tienen más de 30 años celebrando su velorio, en la antesala del día de las madres.

En La Vega la agrupación Autóctono, junto a William Ochoa, resiste y se levanta ante los obstáculos, ante la violencia, ante la siembra de la desesperanza, con una fulía que los hace pueblo libre.

En el 23 de Enero, La Patria Buena hace lo suyo en La Cañada. De igual manera Barrio Sucre resiste con su velorio y en los superbloques la memoria de Priscila da buenas nuevas a cultores de la ciudad.

En el sector El Calvario, de San Juan, una cruz adornará la plaza, y en Caricuao el Cumbe dirá presente con cantos de fulía. El Velorio de Cruz es una fiesta del pueblo caraqueño, de sus niños, jóvenes, mujeres y s cantores, que nunca muere.

José Javier Sánchez / Ciudad CCS / Foto GGG