Lactancia tendrá blindaje socioeconómico

0

La alimentación con la leche materna es esencial para el desarrollo de todo ser humano, por ello desde su llegada al poder la Revolución Bolivariana ha realizado grandes esfuerzos por proteger la llamada lactancia materna (nosotros preferimos llamarla lactancia a secas), la cual antes del 99 no tenía la protección suficiente tanto para las madres como para las niñas y niños lactantes, aunque la verdadera protección llegó en 2007 con la Ley de Promoción y Protección de la Lactancia Materna, que le dio a las mujeres con niños en edad de tomar leche materna la posibilidad de dedicar un tiempo para darle leche de su pecho al bebé.

Sin embargo, esta ley será sometida a una reforma parcial con la nueva Asamblea Nacional (AN), reforma que consideran es necesaria para dar mayor protección a las y los sujetos participantes en la lactancia.

Para la diputada Asia Villegas, presidenta de la Comisión Permanente de Familias, de Libertad de Religión y Cultos, la lactancia es el primer acto de soberanía y seguridad alimentaria de un país, ya que en ella la madre lactante y su bebé no están sometidos a los productos sustitutos manufacturados por las grandes corporaciones de alimentos en el mundo.

Acompañamiento y protección total

Serán cinco las modificaciones propuestas en la reforma parcial de esta Ley, nacida para proteger el proceso de lactancia el 6 de septiembre de 2007 cuando fue publicada en la Gaceta Oficial N° 38.763.

La primera de ellas es la referida al título de esta normativa legal, que ya no será “Ley de Promoción y Protección de la Lactancia Materna”, sino que quedará redactado de la siguiente manera: “Ley para la Promoción, Acompañamiento y Protección de la Lactancia Materna”, ya que al parecer se desea que exista un acompañamiento por parte del Estado para apoyar de manera socioeconómica a las madres en proceso de lactancia, así como a las mujeres que se encuentran en estado de gestación.

Lo anterior está señalado bien claro en los artículos 23, 24, 25 y 26 del capítulo que se ha propuesto agregar, que será el capítulo IV y que está referido a las licencias durante el período de lactancia materna, los artículos 25 y 26 se estarían agregando en esta propuesta de modificación.

El artículo 25 hace referencia a que tanto las mujeres que están dando pecho como las embarazadas tienen pleno derecho a recibir apoyo y acompañamiento integral en el período de duración del proceso de lactancia. Por esta razón el Estado, a través de la participación protagónica del pueblo está llamado a desarrollar un programa de Promotoras de Lactancia Materan, cuyo objetivo y finalidad será, además de promover, brindar apoyo e información a las madres lactantes y mujeres embarazadas, ejecutar programas de formación que han de ser realizados en las Bases de Misiones, las cuales deberán garantizar las condiciones necesarias para el desarrollo de este programa.

De igual manera, establece que los entes encargados de desarrollar el programa antes mencionado son los Ministerios del Poder Popular con competencia en mujer y equidad de género, y el de salud.

Por otra parte, el artículo 23, que es el artículo que abre el Capítulo IV de esta propuesta de modificación, nos habla del período de licencia para amamantar, y precisa que los tiempos de descansos para lactancia materna tendrán una duración de 24 meses, que serán contados desde el instante del parto.

Y en el siguiente artículo, el 24, se dejan claras cuáles son las condiciones para disfrutar las licencias de lactancia materna, y precisa que una vez finalizado para la mujer trabajadora el períodod de licencia postnatal, debrá notificar al patrono o patrona los momentos e instantes en que serán disfrutados los descansos diarios para la lactancia.

Este artículo protege a la mujer trabajadora, ya que el patrón o patrona sólo podrá imponer modificaciones a lo planteado por ésta cuando considere que, a su juicio, lo presentado afecta el normal desenvolvimiento de la unidad productiva, lo cual debe ser demostrado y argumentado de manera fehaciente; sino intervendrá el Inspector o Inspectora del Trabajo, quien tendrá la última palabra al respecto.

_________

Apoyo económico

La propuesta de modificación de la “Ley de Promoción y Protección de la Lactancia Materna”, establece en el artículo 26 que el Estado venezolano establecerá y desarrollará un programa de acompañamiento socioecónomico a través del Sistema Patria, el cual estará dirigido de manera exclusiva a las madres lactantes que requieran de alguna ayuda o apoyo dinerario que permitan darle mayor protección a sus niñas y niños.

El Ministerio del Poder Popular para la Mujer y Equidad de Género, será el ente encargado del Estado venezolano de fijar y establecer los requistos que debrán ser cumplidos por las madres lactantes para acceder a ser beneficiarias de la prestación dineraria que le será otorgada.

De esta manera se pretende ofrecer todo el apoyo que las mujeres de más bajos recursos necesiten, mientras que las mujeres trabajadoras pudieran ser beneficiarias siempre y cuando sus ingresos lo ameriten.

Ancianas y ancianos tendrán protección

Uno de los sectores más desprotegidos en la Patria de Bolívar son las y los adultos mayores, quienes desde hace años solicitan al Estado una mayor protección y se cumpla con lo establecido en el artículo 80 de la Constittución de la República Bolivariana de Venezuela que señala que el Estado venezolano garantizará a las ancianas y ancianos el pleno ejercicio de sus derechos y garantías, así como respetará “su dignidad humana, su autonomía y les garantizará atención integral y los benefecios de la seguridad social que eleven y aseguren su calidad de vida”.

Con Ley Orgánica para la Protección y atención Integral de los Adultos Mayores, la Asamblea Nacional intenta saldar una deuda de más de 20 años con este sector poblacional, que ha dado mucho por el país y ha recibido tan poco.

Este proyecto de Ley Orgánica, aprobado en primera discusión hace casi dos meses, comenzó a ser discutido en consulta pública desde la semana pasada y consta de seis títulos, 46 artículos y cuatros disposiciones transitorias.

Uno de los artículos destacados de esta ley es el 22, en el cual se nos habla de los derechos educativos, culturales, reecreativos y deportivos de las y los adultos mayores, mientras que en el 21 se establece el derecho a la vivienda que debe garantizar el Estado a este sector poblacional. Mientras que entre los artículos 18, 19 y 20 se establecen el desarrollo de un programa alimentario, atención domiciliaria y el fomento a la salud gerontológica, dejando clara la intención de prestarles la atención necesaria.

Juan Carlos Pérez Durán / Ciudad CCS