Yulimar tuvo un comienzo que entusiasma

0

Yulimar Rojas no saltaba desde el 5 de septiembre de 2020, cuando con 14,71 metros en Castellón, España, ganó el torneo e implantó la que terminó siendo mejor marca de ese año. Reapareció hace una semana (8 de mayo) en Ibiza, con 15,14 m, también mejor marca en lo que va de temporada, lo que indica que las cosas no han cambiado, al menos en a quién corresponde el dominio del salto triple femenino en el mundo.

Su desempeño en Ibiza deja varios elementos para considerar, uno es que el trabajo realizado en todo ese tiempo en el que no compitió fue el efectivo, la prueba es el resultado obtenido. Muchos daban por adelantado su triunfo, la incógnita radicaba en a cuántos metros dejaría su huella en la arena.

En ese mismo sentido vemos que sucedió distinto al año pasado, cuando luego de saltar 15,03 metros en Metz (Francia) y 15,43 m en Madrid (récord mundial en pista cubierta), ambos torneos en febrero, tuvo un receso por la pandemia hasta el 14 de agosto en Mónaco, donde reapareció con 14,27 (aire libre) y luego cerró con su actuación en Castellón; bajaron sus marcas, lo que pudo ser producto de que la temporada estaba terminando, no tenía más eventos cercanos, distinto a como sucede ahora cuando se alista para los Juegos Olímpicos de Tokio, en julio-agosto, en los que ya es asomada como favorita para ganar la presea oro.

Otro elemento a ser considerado es que los dos saltos válidos que efectuó en Ibiza estuvieron por encima de los quince metros, 15,14 m en su segundo intento y 15,01 m en el cuarto. El primero, el tercero y sexto turnos resultaron nulos, el quinto no lo efectuó. Una de las metas que siempre ha tenido presente la deportista es mantenerse sobre los quince, una distancia que solo ella pudo rebasar en 2020 y en lo que va de 2021.

Hasta que saltó Yulimar hace una semana la mejor marca (al aire libre) de la temporada estaba en poder de la estadounidense Keturah Orji, quien el 25 de abril en Chula Vista, California, había logrado 14,92 metros, y ha señalado que lleva cuatro años persiguiendo los quince, pues está convencida que con esa distancia será difícil que la saquen del podio olímpico.

También dejó en evidencia la venezolana, tras su primera competencia, que no necesita rivales que comprometan sus triunfos para ponerse presión, pues en Ibiza la secundó su compañera de equipo Ana Peleteiro (España), quien terminó con 14,31 metros, fue la única rival que superó los catorce, las otras no pudieron: Patricia Sarrapio (13,27 m), Tessy Ebosele (13,06 m) y Francisca Truyols Riera (11,50 m), todas españolas.

“Hoy muy feliz a pesar de los nulos que fueron muy largos (especialmente el tercero, por sobre quince metros, que reclamó a los jueces). Me voy a casa con una gran marca y con ganas de más en los próximos compromisos”, expresó Yulimar en Twitter tras competir en Ibiza, dijando en evidencia que va por los objetivos que desde hace tiempo se ha planteado: medalla de oro en los Juegos Olímpicos, récord mundial en pista descubierta (15,50 m) y convertirse en la primera mujer en lograr los 16,00 m.

La siguiente presentación de Yulimar será el 22 de mayo, en el Meeting Jaén Paraíso Interior (XXIII Memorial Francisco Ramón Higueras), en Andújar (España).

Precisamente fue en ese torneo, en la edición de 2019, en la que Rojas consiguió su mejor marca al aire libre (15,41 m), la segunda mejor de toda la historia, apenas superada por el récord mundial de la ucraniana Inessa Kravets (15,50 m). Ahora Rojas irá por los nueve centímetros que le faltaron en aquella oportunidad. Enseñó que anda en condiciones.

Ciudad Ccs / Juan Cermeño