HABLEMOS DE CINE | Jekyll y Hyde

0

Abre con audio de película: “Cuando adquirió un color verde acuoso, reunió ánimos y se la bebió de un trago… experimentó una náusea mortal y un profundo horror del alma… estalló en una carcajada irreverente, y supo que por fin había roto las ataduras que le habían atado…”. Video: Por efecto de cine europeo el pasado se convierte en presente, y entran las imágenes de un país que vive un momento político y social lleno de transformaciones y cambios. Audio del Londres de 1886: “Aunque todavía faltan un par de años para que Freud escriba sobre la interpretación de los sueños, se publica la futura película: El extraño caso del Dr. Jekyll y el Sr Hyde”. Corte a precuela. Video: Una señora despertando a su marido por una pesadilla en mitad de la noche. (Mala idea). El señor se pone bravo, porque lamenta abandonar “un dulce sueño de terror”. Y asimismo lo cuenta. Corte al laboratorio en la casa de un científico. Corte al propio R.L. Stevenson tomando una bebida con cornezuelo de centeno / Luego lo vemos escribiendo sobre un hombre que cuando toma una bebida se transforma en otra persona. Audio de la crítica: “El impacto de la historia es tal que se ha transformado en parte del lenguaje con la frase: Jekyll y Hyde, para referirse a una persona con una naturaleza dual impredecible…”. Corte a nuestro señor Hyde criollo, entregando las empresas petroleras propiedad del Estado Venezolano. /Mientras el bueno de Jekyll entrega una propuesta contra la pobreza que vive el país por no poder vender petróleo. Corte a otras escenas dignas de locura: En el 2015 Jekyll llama a votar, le va bien y reconoce al CNE /Mientras Hyde en el 2020 llama a no votar y desconoce a ese mismo CNE.

En el 2019, primero dice que las Fuerzas Armadas han acudido a su llamado. /Después Jekyll dice que calculó mal el apoyo militar. Hyde, también llama a no negociar y al cese de la usurpación. /Pero meses más tarde, Jekyll pide negociar a cambio del cese de la abstención. Audio: “Y así seguimos perdiendo el tiempo en esta película con más ataques, incoherencias, sanciones, y cortes a todo lo contrario”. Video: Corte a todo un teatro, lleno de máscaras que significan personas. Vemos que, tras la respetable fachada de la oposición venezolana, se esconde una corrupción con sed incontrolable. Entra en escena el conocido diario chavista The Washington Post, que también los acusa de cobrar comisiones a cambio de entregar los activos del país en el exterior. Corte a mala telenovela en que la amnesia alarga demasiado la historia. Pero, al final, agobiado por todos los crímenes cometidos (y sobre todo muy confundido), el Dr. Jekyll y el Sr. Hyde mueren al mejor estilo Kosinski. Corte a sobre cierre también científico: En un hospital psiquiátrico del país vemos a un paciente con trastorno de personalidad creyéndose que es el presidente de Venezuela. Audio: “¡Vamos bien!”, dice en su trasnochado discurso. Pero ya es tarde, y ahora hasta los otros locos le piden que apague la luz y se calle de una buena vez.

Diego Fresán