AL DERECHO Y AL REVÉS | Keiko Castillo

Domingo Alberto Rangel

0

Es en serio: un buen trabajo de investigación, que lo podría llevar a cabo el IVIC, tendría como tesis a probar, que un porcentaje de quienes desde la política o la comunicación pasan más tiempo en el Twitter que hablándole a la pareja… enloquecen al punto de levitar sobre la realidad. ¡Y no se dan cuenta!

Quizá allí se encuentre la explicación a la inmensa distancia que separa el lugar donde vive la clase política venezolana… siempre twitteando… de la miseria que sufre el pueblo trabajador y decente.

Esa distancia es sideral… pero se ensancha.

Por ende, entre polarizados puede haber lo que llaman “diálogo”… pero, adelantada por semi orates… esa actividad se torna inútil a los fines de resolver problemas que la gente anhela solucionar.

Digamos cosas comunes como tener acceso al agua potable o a la energía eléctrica… resolver que funcione CANTV e internet… esta última herramienta indispensable para estudios y negocios en el mundo actual. Para no mencionar otras cosas.

Estos semi orates serán contemporáneos, pero en sus diálogos exigen lo que sin ánimo de ser irónico seguramente ya el Mocho Hernández en el siglo XIX pedía… como depurar el listado de electores –ahora REP- y aumentar las mesas.

A esas bagatelas que todos los gobiernos aceptan, nadie se opone a que las incluyan en sus diálogos… pero… ¿Con eso se resuelven los problemas del venezolano común y silvestre?

¡Me parece que no!

Y de tanto Twitter y diálogos de sordos entre gobierno y oposición… mucha gente ya no cree en las conversas de los políticos… y con razón.

Ahora nos acercamos a unas elecciones donde discuten como si vinieran de mundos lejanos: unos mencionando en exclusiva el bloqueo que no por ilegal, abusivo e inútil… es la única explicación a nuestra miseria.

Miseria que choca con la corrupción saudita en la que viven los jefes… especialmente los del interinato que estaban llamados a resolver más y ostentar lo mal habido menos.

Basta ver el boato que rodea algunos de estos personajillos aburguesados… sus lujos y panzas… para entender que el problema de estos políticos más que en diálogos se resuelve con una dieta… o la prisión que muchos merecen.

Y cómo en los diálogos no pueden discutir recetas para bajar de peso o controlar el colesterol… y menos han de meter presos a sus ladrones… cada vez que se puede… evaden.

Última evasión las elecciones peruanas… o hablar mal de Bukele, el presidente de El Salvador.

Sobre las elecciones peruanas constato que habiendo pasado la semana anterior… de cola en cola… en ninguna de esas eventualidades conseguí una persona que estuviera preocupada por la suerte de la Fujimori… o del candidato Castillo.

Las masas andan en otra dimensión.

Sin embargo el día de las elecciones, las redes, mentirosas como siempre, mencionaban una catástrofe… si ganaba Pedro Castillo… a quien señalan como “el candidato de Maduro”.

La realidad es otra: ni Keiko es una “demócrata”… ni Castillo es el candidato del Socialismo del Siglo XXI… ideología y práctica de la cual el educador siempre se desmarcó.

A esta hora en el Perú no deciden a quien dar por ganador o ganadora y vaya hecho insólito que la señora Fujimori denuncie un fraude que solo ella y sus nuevos asociados pueden cometer… contra Pedro Castillo, obvio.

La oligarquía peruana, al igual que la colombiana, ambas virreinales, despreciaron “al negraje venezolano”… cuando en Lima reaccionaron en contra del Libertador.

Sin olvidar que esos monopolistas del poder por dos siglos… desprecian a su propio pueblo al que intentan mantener en la ignorancia.

El que no crea… que revise las estadísticas.

No soy peruano y las soluciones para ese país deben venir de ellos… pero en general si quieren salir de la pobreza… que allí es crítica… no será con el socialismo a la soviética que pregona el educador Castillo.

Y menos con el mercantilismo cara dura que encarna Keiko Fujimori… quien pidió amparo para inscribirse como candidata… y tiene juicios abiertos por corrupción y violencia desde que fue Primera Dama de su padre.

Por eso lo que se ve si gana Keiko Fujimori… o si gana Pedro Castillo… y le entregan el poder al educador… lo que viene es desestabilización y la violencia que caracteriza países pobres… donde no hay capitalismo de libre mercado… fórmula ineludible para crear riqueza.

Domingo Alberto Rangel