Derecha entorpece triunfo de Castillo

0

Como se presagiaba, los resultados definitivos de la elección presidencial en Perú son de pronóstico reservado. Tras cinco días de realizados los comicios, el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) aún no oficializa el triunfo de ninguno de los dos candidatos.

El izquierdista Pedro Castillo, cantidato de Perú Libre, este jueves aventajaba (50,2%) por 71.441 votos a la derechista Keiko Fujimori, con el 99.998 por ciento de las actas electorales procesadas y el 99.129 por ciento de las actas contabilizadas.

En medio de la incertidumbre, la candidata de la derecha se niega a reconocer los resultados y solicitó al JNE impugnar 802 mesas, que representan unos 200 mil votos, por supuestas irregularidades.

El maestro de primaria Castillo llamó a sus partidarios a no caer en las provocaciones de quienes quieren violencia en el país y llamó a la paz y a la tranquilidad.

Sindicatos de trabajadores, rondas campesinas y bases de Perú Libre de las 25 regiones de Perú atravesaron la capital –Lima– para protestar, al grito de “el voto popular se respeta” y “por la democracia”, frente a cada uno de los organismos electorales encargados del sufragio de este domingo 6 de junio.

A su vez, la candidata de Fuerza Popular e hija del exmandatario Alberto Fujimori (1990-2000), recibió de parte del fiscal José Domingo Pérez, miembro del equipo especial que investiga la trama de corrupción de Lava Jato, la solicitud de la revocatoria de las restricciones que hay sobre la candidata, para que se dicte su prisión preventiva, porque habría incumplido “con la restricción de no comunicarse con los testigos”, al contactar al abogado Marcos Torres, quien forma parte de la investigación.

La candidata es acusada de participar en el escándalo de corrupción Lava Jato, por presunto lavado de activos en las campañas presidenciales de 2011 y 2016.

En todo caso, aún no hay un presidente electo en la nación andina y se prevé que la derecha no le va a ceder tan fácilmente el triunfo a Castillo. De ganar el candidato de Perú Libre se presagian largos procesos de impugnaciones y, si se consolida su victoria, no se le vislumbra un gobierno fácil, pues tampoco tiene mayoría en el Poder Legislativo.

Poder de censura

Para entender la actualidad peruana conversamos con el analista político Ángel González quien recuerda el poder de veto que tiene el Congreso en esa nación, que ya le ha quitado la silla presidencial a varios mandatarios en el último quinquenio.

“La victoria de Castillo es mínima, lo cual le augura comenzar el gobierno de forma problemática”, indicó González quien recuerda que el Congreso se lo reparten nueve partidos, y la organización de Castillo reúne solo 37 escaños.

Relata el experto que Castillo gana con menos de un punto, luego de triunfar en la primera vuelta electoral con 20 puntos de ventaja, tras ser víctima de “una brutal campaña de desprestigio, una campaña de terror, más bien”, de la cual el aspirante presidencial tuvo parte de culpa “al tratar de atenuar su discurso radical. Vino de prometer la Constituyente a decir que consultaría al Congreso, y de anunciar nacionalizaciones a ofrecer diálogos.

Esto no lo ayudó”. Como Castillo “no tiene una fuera política arrolladora, se verá obligado a negociar”, aseveró.

En disputa

El caso peruano se inserta en un momento latinoamericano en el cual los movimientos sociales en las calles contra el neoliberalismo logró recientes triunfos en Chile, Bolivia y México y se mantiene activa en Colombia y Brasil.

González afirma que “Nuestramérica es un territorio en disputa. Es un escenario contingente, que no se logra definir del todo y así se mantendrá durante los próximos años, pues tampoco hay un líder, como Hugo Chávez a inicio de siglo, que motorice los cambios”.

Francis Zambrano Espinoza / Ciudad CCS