El pueblo tiene derecho a disfrutar de su ciudad

0

El siglo XXI llegó acompañado de grandes retos, especialmente el de garantizar la sostenibilidad de asentamientos urbanos cada vez más populosos y contaminados. Este reto es evidente en las ciudades venezolanas, caracterizadas por un acelerado proceso de urbanización. En este contexto, la promoción del ciclismo urbano emerge como una de las estrategias para lograr el afianzamiento de estilos de vida sostenibles, pacificar el tránsito en las ciudades y disminuir los niveles de contaminación y ruido.

Con una rodada desde Plaza Venezuela hasta el Palacio Federal Legislativo, el pasado jueves 3 de junio, Día Mundial de la Bicicleta. la Comisión Permanente de Desarrollo Social Integral de la Asamblea Nacional, dio inicio a la Consulta Pública Nacional del Proyecto de Ley de Promoción del Ciclismo Urbano, instrumento destinado a promover el derecho al uso ordenado de los espacios de la ciudad por parte de quienes manejen bicicletas como medio de transporte, ejercicio o recreación.

El 25 de mayo, la Asamblea Nacional había aprobado en primera discusión el Proyecto de Ley para la Promoción del Ciclismo Urbano, de la bicicleta como un medio de transporte alternativo, ecológico y biosaludable. El proyecto de ley consta de 16 artículos y busca ser un motor para generar nuevas políticas públicas en cuanto al uso de la bicicleta como medio de transporte, recreación y formación de atletas para distintas competencias nacionales e internacionales, además de convertirse en una instancia que promueva el uso de esta herramienta de transporte a nivel nacional, estadal, municipal, e incluso en las nuevas ciudades comunales. Así lo declaró el presidente de la Comisión, diputado Pedro Infante.

Actualmente en el país no existe ninguna ley que reconozca el uso de la bicicleta como medio de transporte, por lo que el reconocimiento legal del ciclista urbano como sujeto de derecho es un paso importante, aunque no es suficiente, opina la abogada Carmen Hinestroza, activista en pro de la movilidad urbana y sustentable. “La promoción involucra la creación de políticas públicas para que este modo de transporte se facilite y sea viable, seguro y eficiente; que el ciudadano llegue a su destino en un tiempo razonable y con un recorrido libre de riesgos”. “Nada de esto lo estamos inventando. Hay múltiples experiencias alrededor del mundo”, agregó la doctora.

MOVILIDAD SOSTENIBLE

La bicicleta es el medio de transporte urbano más común en todo el mundo y resulta ser el segundo más utilizado después del transporte a pie. Y es que la bicicleta es un medio sostenible, sencillo, asequible, fiable, limpio y ecológico que contribuye a la gestión ambiental y beneficia la salud. Hace tiempo que las bicicletas son parte del panorama vial de Caracas, la cantidad de bicicletas en la vialidad ha aumentado considerablemente en los últimos años y se debe a que, principalmente, una bicicleta es mucho más que un medio para la recreación y el deporte, es un vehículo de movilidad sostenible. Usar bicicleta ofrece, además de los beneficios para la salud, ventajas económicas, sociales y sobre todo para el ambiente, pues “no genera gases tóxicos y no contribuye con el calentamiento global, puesto que no consume combustibles fósiles, además no genera ruido y disminuye notablemente el impacto visual en el paisaje al ocupar un volumen menor que el de los vehículos motorizados. Su fabricación y mantenimiento genera una huella de carbono muchísimo menor que la de los vehículos motorizados”, así lo expuso Nelson Romero, impulsor del uso de la bicicleta como medio de transporte sostenible.

CULTURA VIAL

En Caracas es notable la carencia de una cultura vial, es un problema latente y perceptible incluso para el peatón que nunca ha tocado una bicicleta. Ante esto, Yesenia Sumoza, coordinadora general de BiciCultura Venezuela, organización que se encarga de educar y defender los derechos que el ciclismo merece, expresa que es necesario impulsar acciones que fomenten el respeto a la vida. “El transporte en Venezuela no está ni remotamente pensado para las mujeres que cuidan infantes, personas mayores y mucho menos para que lo puedan usar de forma segura, personas con movilidad reducida. Esto no es falta de cultura, es falta de respeto a la vida y lamentablemente hay mucha responsabilidad de las autoridades que no respetan las escuetas normas que hay, ni las hacen respetar, no hay aplicación de infracciones desde hace años, y de paso la gente no recibe formación para conducir un auto o moto, simplemente compran la licencia y tener dinero no es tener educación y menos respeto a la vida de todas las personas. Por eso estamos seguras que nuestro problema no es cultural es político y de pedagogía del ejemplo”.

CICLOVÍAS EN CARACAS

Son 19 kilómetros de ciclovía creada por iniciativa ciudadana en el año 2013. De acuerdo con Sumoza este tramo carece de adecuación mantenimiento, limpieza y presencia policial. “Necesita varias refacciones urgentes, sobretodo el puente colgante que está sobre una loma de tierra que se está deslizando, varias losas de concreto se están levantando solas. Requiere mantenimiento permanente, demarcación, pintura. La movilidad en bicicleta también requiere intermodalidad, estacionamientos, entre otros servicios que generarían una bicieconomía muy favorable a la ciudad”, puntualizó.

________

Voces del pueblo

Carmen Hinestroza
Msc. Antropología Social y Cultural

El ciclismo urbano tiene como objetivo el desplazamiento cotidiano, es una solución de transporte en un momento crítico en nuestro país. Debemos acogerlo con dignidad y el Estado debe, tal como parece, ocurrir con la iniciativa de promulgar una Ley y asumirlo con responsabilidad.

Humberto Oropeza
ciclista y defensor del uso de la bicicleta

Es una ley que me sorprende y nos hace felices. Todavía, como todo proyecto, hay mucho que debatir. Sí es un sueño hecho realidad y representa el primer paso a la evolución de las ciudades en Venezuela más allá de lo urbano, promoviendo la construcción de unas ciudades más ecológicas.

Yesenia Sumosa
ciclista y portavoz de bicicultura ven

El fin de usar bicicleta para transportarte no es ejercitarse, tampoco recrearte. La bicicleta es un vehículo, un modo de transporte. Con el proyecto de ley nos preocupa mucho que definan el ciclismo urbano de forma diferente a los conceptos técnicos mundiales de movilidad.

Lucila Contreras / Nailet Rojas / Ciudad CCS
Fotos Bernardo Suárez