El rock ya tiene su día nacional

0

> El 13 de junio los metaleros criollos celebran esa rebelión que se suscitó hace 51 años en Caracas

El 13 de junio de 1970 se realizó, en el entonces llamado Parque del Este, el primer festival de la canción rock en Venezuela llamado Festival de las Flores. Allí los metaleros se rebelaron contra el sistema y fueron duramente reprimidos por la Guardia Nacional.

Es por ello que los amantes de ese género musical, bajo la batuta de Paul Gillman, lucharon porque ese día fuera el Día del Rock Nacional. Hoy ya es un hecho, pues la Asamblea Nacional así lo proclamó.

—¿Cómo ves este logro de contar con un Día del Rock Nacional después de 50 años?

—Muy halagados, en vista de que no es simplemente un día para celebrar por nuestra música y que nos define como militantes de una tribu urbana muy peculiar. Es también el reconocimiento y la dignificación de un colectivo históricamente perseguido, humillado, prejuiciado, víctima de abuso de derechos humanos simplemente por ser diferentes, por nuestra manera de llevar el pelo, de vestirnos, de tatuarnos, de tener piercing. Siempre hemos sido estigmatizados como escorias, satánicos, drogadictos, los peores calificativos.

Éramos el último eslabón de la sociedad, pero llegó Chávez y mandó a parar y nos visibilizó: abolió la infame recluta, cuando se lo solicité; y la Ley de Vagos y Maleantes ya es pasado. Los que sobrevivimos a la IV República estamos viendo realizado este sueño ahora, que nos permite expresarnos con nuestros gustos y creencias.

—¿Cómo ves al rock?

—El rock es un lazo irrompible, una experiencia religiosa que más que un estilo de música es una actitud, un modo de vida, una filosofía que busca la paz, el amor y la justicia. Es más que un día no solo para celebrar un estilo de música, sino que es una manera de vivir.

—¿Cómo ves a los grupos emergentes de rock en Venezuela?

—Los considero héroes y heroínas por estas medidas coercitivas ilegales de títeres traidores que se roban nuestros recursos. Estamos sufriendo una cruel e inhumana guerra de cuarta generación, del asedio criminal de potencias extranjeras. Si no fue fácil antes, pues es mucho peor ahora, por el costo de los instrumentos, las baquetas, baterías, cuerdas de guitarras y bajos; cada cable, cada uña de guitarra. Es mucho más difícil. Estas bandas valientes han buscado las maneras de crear sus propios estudios, de crear su música, de usar las redes sociales, las radios digitales, las plataformas digitales para mostrar su música. Se están dando a conocer de todas las maneras posibles a pesar de estar viviendo en un país en guerra.

—¿Qué hace falta para impulsar más este género musical?

—Que nos den tarima, que seamos tomados en cuenta en todos los eventos. Digo como crítica constructiva: el único festival aprobado y creado por Chávez fue el Gillmanfest y ha sido cada vez más difícil mantenerlo a flote. También hemos creado los festivales Cultura Rock, que es como Gillmanfest pero con bandas nacionales. Ha sido muy difícil, por las medidas coercitivas, organizar un concierto. No es como antes.

—¿Qué apoyo les dan desde Corazón Rockero?

—El presidente Nicolás Maduro lo creó en mayo de 2017. Él ha sido el único presidente que viene del rock, de ser guitarrista y promotor de bandas de rock con Enigma y Pacto de Sangre. Cuando me expulsan del festival Rock al Parque en 2017, en Colombia, en solidaridad con esa situación creó la Fundación Corazón Rockero, de la cual me siento orgulloso de haber sido nombrado presidente, pero no tenemos presupuesto. Por cuestiones de vivienda y de salud he hecho lo que he podido. He tenido que tocar puertas para tratar de resolver problemas puntuales que me llegan, pero es una fundación en papel que no tiene presupuesto para asegurar la cultura rock. Quisiéramos tener cada junio, en el mes del rock nacional, un Festival de las Flores en el mismo sitio: la concha acústica del Parque Generalísimo Francisco de Miranda. Entonces me toca la titánica tarea de tocar puertas para lograr uno que otro concierto o festival y resolver algún problema de salud a algún rockero o rockera. Hacemos lo que podemos.

—¿Qué actividades tienen previstas para conmemorar este Día del Rock Nacional?

—Lo que hay es el lanzamiento oficial del Día del Rock Nacional a través de la AN y otro acto para crear el Día Municipal del Rock Nacional en el Teatro Aquiles Nazoa. El 13 la banda Gillman presentará, por todas las redes y en mi página, uno de los clásicos del rock nacional: Levántate y pelea, que se convirtió en un himno de lucha del pueblo latinoamericano y en las manifestaciones que se están viendo en el país vecino. El 25 de junio lanzaré un disco doble llamado “Tesoros”.

Rocío Cazal
rociocazal@gmail.com