Erika Farías: “Caracas es gobernable cuando se reconocen sus diversidades”

0

La alcaldesa se planteó una ofensiva bicentenaria en todos los ámbitos. Balance, autocrítica y desafíos en medio de la pandemia.

Llegaba recién de una de las tantas actividades diarias que se le vienen encima y la sorprendemos para entrevistarla en cayapa. Erika Farías es una sanjuanera con humor pero más rebelde que otra cosa. Recibe aún recién llegada, al equipo de Ciudad CCS para una Cita con la Actualidad que terminó por entrever su debilidad por el Waraira Repano para recargar las energías, su gusto por los pistilos de flor de cayena en su infancia, por Los Eucaliptos en San Juan y otras voluntades un poco más políticas que son lo que, según ella misma, le han permitido ver las capacidades que se tiene para resolver una cantidad de circunstancias y problemas que encierra esta capital.

Amante de los debates y antes de comenzar éste, nos introdujo en una suerte de reflexión sobre las prioridades caraqueñas en tiempos de barbarie mundial y en el que la ciudad y los habitantes ya no somos los mismos, pero en donde concluye que la única forma de enfrentar las adversidades es en cambote.

“Cerramos el año 2020, impactado y conmovido por la pandemia desarrollando ideas que debían marcar la gestión en este 2021, que además tiene una significación muy fuerte con todo lo relacionado al Bicentenario de la Batalla de Carabobo. Estamos en un proceso revolucionario, y éstos se sostienen sobre elementos simbólicos, históricos y políticos que le dan sentido. Y qué momento tan importante la convocatoria que nos hizo Chávez para celebrar este Bicentenario habiendo recuperado la línea histórica del proyecto que dibujó Simón Bolívar en su tiempo. Nos planteamos, entonces, que todo lo que hiciéramos debía constituirse en victorias bicentenarias, en todos los ámbitos”, nos introdujo la alcaldesa.

— ¿Cuáles son las prioridades de gestión en esta ofensiva bicentenaria?

—Los servicios públicos son una. Agua y gas son competencias nacionales pero en el territorio muchos de los planteamientos de nuestra comunidad tienen que ver con eso, porque estos servicios fueron los más afectados en el contexto del asedio imperialista. En cuanto a competencias propias de la Alcaldía, estamos en una ofensiva en torno al mantenimiento en vialidad y señalética; a la recolección de desechos sólidos ampliándola más allá de la basura, llegando a la chatarra; al abordaje de quebradas, drenajes y torrenteras, que en la ciudad son cerca de 300, donde priorizamos 58 que son las que más daño hacen en época de lluvias.

El manejo de la pandemia. Tuvimos que aprender a correr con ella, innovando en varias cosas. En lo comunicacional, aplicamos las Aulas de Sensibilización para no dejarle la tarea de informar únicamente a los medios. Desde Caracas aportamos un conjunto de iniciativas relacionadas al pesquisaje y detección de los casos. Constituimos equipos de trabajo con la Misión Barrio Adentro y estudiantes de distintas universidades, que junto al Poder Popular se desplegaron para pesquisar en casi dos millones de visitas casa por casa. Innovamos también en la creación de los triajes covid, de mayor proximidad, por fuera del circuito de nosocomios, hospitales de campaña, hoteles sanitarios y centros de diagnóstico integral, como se hizo al inicio. Por otra parte, en sectores de las parroquias La Vega, Coche y Sucre, se hicieron cercos epidemiológicos para erradicar focos de contagio, con resultados positivos. Recientemente nuestro aporte pasa por la atención del paciente post-covid.

Como orientan varios estudios, a veces es más fuerte el efecto colateral de la enfermedad que la propia presencia del virus en el organismo durante la infección. En este sentido, se armó un grupo interdisciplinario con profesionales de la medicina que incluyó a naturistas y homeópatas que conocen prácticas ancestrales, y se abrió la atención en las Salas de Rehabilitación Integral. Allí se aplica un conjunto de técnicas milenarias propias de nuestra región y también asiáticas, que ayudan a mejorar la salud con resultados extraordinarios.

—¿Cuál es el panorama actual en cuanto al impacto del coronavirus en la ciudad?

—Recordemos que hasta hace dos meses Caracas era la primera entidad en contagios. Logramos primero ponernos en una meseta y ahora los casos están bajando. Esto implicó un gran esfuerzo humano y una gran inversión que hoy podemos ver reflejada en la ampliación de capacidades. Hoy podemos dar cuenta de más de 4 mil camas para atender a pacientes asintomáticos, leves, moderados y graves. Fue un trabajo conjunto con el ministerio de Salud, la FANB, el Poder Popular, la Alcaldía y el Gobierno del Distrito Capital.

Le caímos en cambote y hoy podemos decir que tenemos capacidad para gestionar la pandemia.

—¿Qué nos puede destacar sobre la línea de desarrollo económico productivo?

—Tenemos un avance importante con la estrategia Sumar. Su efecto más contundente lo hemos concretado en este primer semestre. Es un eje importante porque implica los alcances de la recaudación municipal para poder asumir los distintos planes a desarrollar.

En alianza con universidades se diseñó un plan de automatización y digitalización de las bases de datos para migrar todo el proceso recaudatorio a una plataforma tecnológica que ahora permite a las personas realizar trámites desde la comodidad de su hogar. Los propios contribuyentes pueden imprimir su Licencia de Actividad Económica sin tener que pasar por ninguna oficina. Era un trámite que antes estaba sometido a más de diez instancias distintas. En el plazo de seis meses hemos logrado registrar ya más de 30.000 agentes económicos de la ciudad, superando las proyecciones. Un dato importante es que de esos registros al menos 7 mil eran nuevos contribuyentes, emprendimientos surgidos en los últimos años. Esto nos permitió crear un nuevo estado de confianza con sectores económicos que hacen vida en la ciudad, con los que nos reunimos uno a uno. En esto logramos también otro objetivo que fue ajustar los impuestos poniéndolos a la altura del momento , y utilizar un referente como el Petro que blinda la recaudación de los efectos inflacionarios.

—¿Y sobre el impulso a la organización popular?

—Pensar que el Partido es lo único es una posición que nosotros no compartimos, y en ese sentido comenzamos a construir un concepto que es muy de Chávez, que es el Sistema de Fuerzas Revolucionarias Caracas Caribe. Allí se incorporan todas esas expresiones organizativas, que militando o no en el Partido, tienen una identidad propia. Nos planteamos seguir potenciando este sistema, que realmente prendió, y seguir involucrándolo en los asuntos de la ciudad.

Todos estos elementos que expliqué constituyen nuestra prioridad y allí nos hemos estado enfocando, pero eso no quiere decir que son los únicos. Ahorita mismo van a comenzar los Juegos Comunales en su tercera edición bicentenaria. La recreación es un derecho constitucional que debemos garantizar y la Alcaldía es la responsable de los procesos de masificación deportiva. Igual con todo lo que tiene que ver con el estímulo y la promoción de las distintas manifestaciones culturales que se dan en nuestra ciudad.

—¿Cómo avanza el proceso de descolonización cultural impulsado desde su gestión? ¿Alcanza con el cambio de nombres e íconos?

—No. Sin duda no es un tema de solo cambiar nombres. Hemos asumido la descolonización como un proceso pedagógico convocando intelectuales, historiadores y dirigentes revolucionarios a dar ese debate barrio adentro. Ha sido una experiencia extraordinaria donde han surgido líneas de investigación, un centro de estudios, libros que hemos venido promoviendo para ir más allá del cambio del león por Apacuana, que también es importante porque la irreverencia y la rebeldía forman parte de nuestra identidad. Es clave sumarnos a este debate porque uno de los elementos de nuestra Revolución tiene que ver con reivindicar la lucha de nuestro pueblo indio y reconocer el suceso histórico de la invasión española como lo que en realidad fue. Porque a nosotros no nos descubrieron. Nos impusieron un conjunto de cosas que son hoy la base de muchos de los problemas que como sociedad tenemos desde el punto de vista material y espiritual.

—¿Cómo ve Caracas a futuro?

— La imagino con una fuerza popular superior a la que hoy tenemos. La ciudad hoy tiene un nivel de organización popular bien importante y eso es significativo para lo que como país queremos lograr. Imagino también una Caracas que se reconoce en toda su dimensión, más productiva, menos consumista. Mucho más culta. La Revolución se expresa en gran parte a través de la cultura.

—¿Cuál es su valoración sobre aquella idea de subdividir a Caracas en varios municipios?

—Es una propuesta que tiene varios años, incluso el camarada Aristóbulo Istúriz avanzó mucho en ese debate cuando fue alcalde. Fíjense este ejemplo: el estado Cojedes tiene 9 municipios y 15 parroquias con una población total que no pasa de los 400 mil habitantes. Solamente la parroquia Sucre de Caracas tiene 700 mil habitantes. Es más del total de personas que viven en el estado Yaracuy, por dar otra comparación. Efectivamente la ciudad de Caracas creció de una manera desproporcionada. Nosotros también hemos aportado allí superando la dimensión parroquial. Una parroquia como San Juan habitada por menos de 200 mil personas tiene la misma estructura de atención burocrática que un territorio con la densidad de la parroquia Sucre. Ahí se ven esas asimetrías. Entonces si nos proponemos ocupar el territorio con una gestión política distinta, esa dimensión parroquial ya no nos sirve. A partir de esto comenzamos a potenciar la figura del eje de gobierno revolucionario donde se reconocen ya no 22 dimensiones geográficas sino 119. Ya estamos gestionando aspectos de salud, alimentación y recolección de desechos, según este esquema de ejes. Ojalá algún día pudiera eliminarse el concepto de parroquia, pero eso ya es un tema cultural y tiene sus defensores.

—Y por ahí viene la aprobación de la Ley de Ciudades Comunales…

—Sí. Nosotros tenemos 22 años marchando hacia un concepto de ciudad distinto. Ya la Gran Misión Vivienda Venezuela y la Misión Barrio Adentro rompieron con algunos paradigmas en ese sentido. La Ley entonces viene a inscribir ese proceso que ya venimos construyendo y a ponernos un reto más allá. Hay varios temas bien interesantes en debate, el parlamento comunal, por ejemplo, que viene a ser la instancia de la comuna, entonces con las capacidades de legislar, de ordenar toda la acción política en la comuna.

¿Dónde está el peligro? Lo digo yo de manera personal, que en esas instancias se reproduzca el estado liberal burgués porque si el parlamento comunal es un concejo municipal entonces no hicimos nada.

— ¿No ha sido posible desmontar la ciudad colonial por falta de voluntad política?

— La voluntad política es la que te permite ver las capacidades que tienes y los recursos que tienes. En el territorio y utilizarlos rompiendo esos límites que impone el burocratismo.

La Covid vino a sumar las voluntades en materia de salud, yo creo que en Caracas la Covid marcó una pauta, antes y después. Por ejemplo, en el protocolo de tratamiento un hospital tenía 4 de los medicamentos pero le faltaba uno, y el Seguro Social tenia uno pero le faltaban cuatro, ajá ¿y entonces? “ es que aquí no estamos aplicando el tratamiento como es debido porque no tenemos”. No lo tienes tu compadre, pero el hospital que tienes al lado lo tiene.

— Un gobernador dijo que Caracas es ingobernable.

—No vale, es gobernable, lo que pasa es que en esta ciudad las cosas no pueden ser igual, hay una gran diversidad confluencias que se te hacen ingobernables cuando tú no las recononoces. Caracas tiene esa característica, política económica y geográficamente.

_________

Cosas por hacer

Como hay satisfacciones hay también insatisfacciones que es bueno reconocer en la batalla y que la alcaldesa quiso compartir en esta entrevista: “Hubiéramos podido avanzar muchísimo más en materia de todo lo que implica los desechos sólidos, hemos avanzado bastante, pero allí podemos decir que tenemos algunas insatisfacciones. Otro elemento es la economía productiva dentro de la ciudad. Tenemos experiencia de promoción y de trabajos en eso, pero nos vimos frenados por la situación, sin embargo en el primer año de gestión tuvimos la iniciativa de articular los esfuerzos para recuperar en Caracas una industria pequeña pero importante, y que es referencial, el calzado.
El tema de afianzar la inversión a través del Poder Popular en nuestras comunidades para seguir resolviendo en la construcción de una ciudad más equitativa, que también se vio muy afectado pues los recursos que asumíamos tuvimos que emplearlos en las circunstancias que surgieron.
Priorizar el tema de lo simbólico, sin lo pedagógico, retomar mucho de la simbología Caribe Caracas que no pudimos y que no es solamente el león por la indígena, tenemos un proyecto muy bonito que está escrito que lo trabajamos con el tema decolonial, que es la cartografía de las luchas históricas.

___________

Biografía Mínima 

Erika del Valle Farías Peña es la primera alcaldesa en la historia del Municipio Bolivariano Libertador. Fue electa con más del 66 por ciento de votos. Caraqueña, escorpiana, nacida en 1972, pasó su infancia en el barrio Los Eucaliptos de la parroquia San Juan. Tuvo la dicha de ser formada políticamente por el Comandante Chávez. Dirige el Frente Francisco de Miranda, organización política juvenil dedicada al trabajo social. Milita desde los 14 años. En 2007 tuvo su debut en la administración pública, ocupando el sensible cargo de ministra del Despacho de la Presidencia. Pasó también por las carteras de Comunas y Agricultura Urbana. Gobernó el estado Cojedes, (2012-2016).

Textos Francis Cova / Matías Aberg Cobo / Fotos Bernardo Suárez