Las actuales vacunas sí podrían actuar sobre variantes del virus

0

Con el objetivo de garantizar la inmunización de la población venezolana, continúa la II Fase del Plan Vacunación Masiva contra la covid- 19, que se realizará hasta el mes de diciembre, conforme ha informado la vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez.

En este contexto de vacunación, en Venezuela se han detectado dos nuevas variantes del virus: la B1.1.7 o alfa (británica) y C.37 (andina). Así lo alertó el presidente de la República Nicolás Maduro, el pasado domingo 7 de junio. “Tenemos tremenda frontera y de la frontera de Apure pasó la variante británica y de la frontera del Zulia hemos detectado la variante andina”. Esta última también ha sido detectada en el estado Trujillo.

Hasta la presente fecha hay cuatro variantes consideradas “preocupantes” por la Organización Mundial de la Salud (OMS), a las que desde el 1° de junio se les asignaron letras griegas para evitar estigma y discriminación contra los países involucrados: la alfa (británica), la beta (sudafricana), la gamma (brasileña) y la delta (India). La variante andina es llamada C.37.

LA VARIANTE C.37 (ANDINA)

Durante la primera semana de junio, un grupo de científicos del Instituto Nacional de Salud y Ministerio de Salud de Perú halló una nueva variante del SARS-CoV2 que circula en Perú y Chile. Su reporte indica que el linaje denominado C.37 posee características similares a variantes de mayor preocupación por su alta capacidad de transmisión, como la P.1, originada en Manaos, Brasil, según el reporte publicado en la plataforma digital Virological.org.

La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, declaró que esta variante se deriva de otra que ya circulaba a nivel mundial, llamada B1.1.1. “De hecho, esa variante al parecer ya estaba circulando desde diciembre en Perú y en los siguientes meses se ha detectado también en Chile, y al menos un caso en Argentina, Brasil y Ecuador. Sin embargo, no es preciso llamarla andina ya que no está claro su origen y también se ha detectado en Estados Unidos, Australia, Alemania, España y en el Reino Unido”.

En nuestro país, el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) confirmó la presencia de esta variante el 6 de junio y agregó que se detectó un caso en Zulia y dos en Trujillo. “La evidencia científica en Perú indica que esta mutación ha superado y desplazado a las variantes dominantes que estaban en circulación”, informó Gabriela Jiménez, ministra para Ciencia y Tecnología. Sin embargo, aunque la C.37 aparentemente comparte mutaciones con los linajes del coronavirus P.1. gamma (Brasil), B.1.1.7 o alfa (Reino Unido) y B.1351 o beta (Sudáfrica), no es posible aún afirmar que es más contagiosa o más letal.

LA VARIANTE ALFA (BRITÁNICA)

A finales de 2020 se anunció el hallazgo de la variante llamada B.1.1.7, en septiembre en Kent, al sur de Londres. Para noviembre, ya representaba entre 20 y 30% de los casos de covid-19 en esa región, lo que evidenciaba su transmisibilidad. A comienzos de diciembre ya causaba 60% de los casos de la enfermedad al sur de Londres.

De acuerdo con datos proporcionados por Jairo Méndez Rico, asesor de la OPS, para el 14 de mayo esta variante estaba en 34 países. En el caso de Venezuela, fue notificada el 6 de junio y el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas informó que se consiguieron cinco casos en Apure.

Un reciente estudio, publicado en The Lancet Infectious Disease concluye que, a pesar de que la variante es más contagiosa, no causa una enfermedad diferente ni tampoco es más letal.

Estas nuevas variantes significan que no podemos confiar solo en las vacunas para obtener protección, sino que debemos mantener fuertes las medidas de bioseguridad para reducir el riesgo de aparición de dichas variantes.

LUCILA CONTRERAS / CIUDAD CCS