AL DERECHO Y AL REVÉS | ¿Volverán otra vez en 2024?

Domingo Alberto Rangel

0

¡Cómo les gusta perder tiempo a los caciques opositores… días… meses y años… discutiendo… cada quien por su lado… sin llegar a acuerdos… espacio que sumado por trozos dan dos décadas… período que se ha podido utilizar en la preparación de lo que hoy, a veinte años… no se tiene… y es vital: un programa respetable y creíble… dirigido a resolver desde un punto de vista distinto al del populismo, los crecientes problemas de la gente!

Este año tenemos elecciones y los monopolistas de la oposición en vez de aprovechar para entusiasmar limpiando la militancia de unos partidos desacreditados… digamos separando la semilla nueva de la podrida comenzando por lo más obvio… ladrones para un lado y decentes para otro.

O si se dignan a mirar la economía del país –no la personal- podrían podar su gente entre estatistas y pro mercado… pero en vez de seguir lo que recomienda doña sensatez… como siempre se quedan en las Ligas Menores… y discuten… entre quienes van a una elección… y los que pretextando “falta de condiciones” se han de abstener… por carecer de votos.

Ojo: que si uno por fastidio deja de seguir al día la política local… y prefiere en uso de su libertad dedicar el tiempo libre a zambullirse en la telenovela del fútbol o de la Fórmula Uno… o hasta la vida de ricos y famosos… que es el único escape para un sistema que al joven poco le ofrece… y si ese hipotético ciudadano… regresa a las andadas porque la política es más adictiva que las drogas… por muy veterano que sea no entenderá nada.

Y es lógico que nadie entienda cuando a los abstencionistas de antier… ahora se les ve por el CNE cargando carpetas para registrar partidos de maletín… y se hacen invitar a medios para pedir que voten por ellos… sin proponer nada.

Alguien que les tenga afecto podría ponerlos en contacto con el mundo real… porque esta elección… aun cuando era un tiro al piso… la tienen perdida… y por ende mejor que se tomen una vacación… entre playas y cocotales… para reflexionar lo que se debe hacer… digamos hasta el 2024 que otra vez será año electoral… pero donde estará en juego la Presidencia.

Es difícil que hagan caso… pero milagros hay y en nuestro país a veces de un peral se cosechan hornos.

En ese caso… olvidada la derrota de este año… que a pesar de la excelente oportunidad que tenían… les viene a todas las oposiciones… y a todos los gobiernos… podrían sacarse el clavo en el 2024.

Bien… también eso es posible porque posibilidades las habrá ya que ni míster Biden va a retirar las sanciones… ni los zorros rojos y sus socios bolichicos opositores… van a perder las viejas mañas que al popularizarse han convertido nuestra sociedad ya corrupta y fofa a finales del pasado siglo… en un muladar que a pesar de sus gorgoritos… en el exterior causa risitas.

Y en esas condiciones hasta esta oposición podría ganar la Presidencia, para ser indulgente con lo que matemáticamente es posible… pero no va a ocurrir.

Ganarle a un gobierno infiltrado de corruptos… pero con mucho poder… requiere ciertas condiciones que esta gente no entiende… como no entendieron las razones para que con peores “condiciones electorales”… en Perú triunfó Pedro Castillo.

Para ganar el 2024 es cierto que se requiere organización… y unidad… pero en ese club no cabe “todo el mundo”.

En primer lugar porque “todos” no se necesitan: y menos cuando hay personajillos que acercan 100 votos… al tiempo que alejan 1.000.

Tampoco son los jefecillos unos Savonarolas.

Savonarola, después de ahorcado terminó en la hoguera cuando intentó reformar la muy corrupta Florencia del Renacimiento.

El ejemplo de aquel fraile fracasado seguramente no atrae oportunistas… pero dadas las condiciones que nada tienen que ver con Picón “el aventajado” o el otro Rector que denuncia la paja ajena… pero calla la propia de los medios privados… es el único modelo a seguir… por quien quiera ganar en 2024.

¡Quién quiera hacerle un bien a nuestro pueblo… encabezando cambios en 2024 no puede dejarse tomar videos con corruptos… primero muerto, como solía decir un presidente fallecido, sin dejar herencias más allá de sus libros… Rómulo Betancourt!

¡No pueden los jefes tomar dineros destinados a mejorar la situación… digamos… de militares a quienes se les llevó a desertar… para juerguear en lenocinios cucuteños!

Esa gente o la que metió mano a vista de todos… en cuentas del Estado… y no me refiero a los chavistas cuyo problema de corrupción e ineficiencia se los viene comiendo… debe ser execrada del movimiento opositor que sin tantas “condiciones” puede derrotar al chavismo… en 2024.

A comenzar desde cero… que 20 años han perdido… porque hasta las piedras saben que en estas elecciones ya desperdiciaron otra oportunidad.

Domingo Alberto Rangel