Caracas protege | Nuevos retos para desconcentrar el Sistema de Protección de NNA

0

Se viene impulsando el proceso de postulación, atención y formación dentro de los consejos comunales, tras la creación del Defensor y la Defensora Comunal de Protección al Niño, Niña y Adolescente (NNA). Dicha figura formará parte de la desconcentración en las parroquias de Caracas.
Entrevistamos al licenciado Manuel Araujo, quien desde hace dos años es responsable de la Dirección de Organización Territorial y Poder Popular del Sistema Municipal de Protección y Defensa del Niño, Niña y Adolescente.

“Estamos organizando el ‘Plan de Comunalización del Sistema de Protección y Defensa de NNA y la Familia’. En el marco de la transferencia de competencias del pueblo se ha creado una estrategia para desconcentrar las atribuciones del sistema al poder popular, dentro de un ejercicio de cogobierno a través de los parlamentos comunales y las comunas. Bajo esta dirección a mi responsabilidad –y de la mano con el equipo político parroquial–, iniciamos un proceso de organización de los participantes, a fin de asumir esta gran tarea desde asambleas y reuniones con las estructuras del Sistema Fuerza Caribe (por parroquia y por ejes), para ubicar en primera instancia a los comités de Protección de NNA, con los que cuenta el territorio y son ellos los principales actores que deben asumir esta tarea”, resalta Araujo.

Importancia de la desconcentración del Sistema de Protección

Por otra parte, respecto a quienes han sido postulados por la comunidad (líderes de comunidad, profesionales y estudiantes universitarios de Derecho, Psicología, Educación, Comunicación o Trabajo Social), trabajarán de la mano con el Programa Caracas Protege –conformado por el equipo de Brigadas de Respuesta Oportuna (BRO), Educadores de Calle y el Plan Formador de Formadores de Crianza Amorosa–. Nuestro entrevistado sostiene: “Esto ayuda a desconcentrar dos órganos administrativos como un Consejo Comunal de Protección del NNA (por parroquia) y las defensorías comunitarias por ejes y comunas. Todo este sistema, instalado en el territorio, debe reposar sobre una instancia política de articulación a la que llamamos los Consejos Populares de Familias, donde es el encuentro de las organizaciones que atienden la protección de la familia en territorio (Hogares de la Patria, Parto Humanizado, Unamujer y otras), para ser garantes de la vigilancia de este proceso, así como impulsores y acompañantes de la política de atención y seguimiento a las vulnerabilidades atendidas en el territorio”.

Los Consejos de Protección y las Defensorías Comunales

Con el trabajo realizado en las parroquias priorizadas de Caracas, las comunidades organizadas han conquistado espacios para fomentar la creación de los Consejos de Protección y las Defensorías Comunales –por cada eje parroquial o gobierno popular–. Desde este punto de vista, hay un conjunto de espacios propuestos para su recuperación (desde el ámbito social, cultural, deportivo, recreativo, ambiental). Está por inaugurarse el Primer Consejo de Protección Comunal (parroquia Santa Rosalía) en los espacios del Complejo Educativo Integral Gran Colombia.

Previo a esta inauguración, debe garantizarse todo lo relacionado con el poder popular (activación con los parlamentos comunales, asambleas de ciudadanas y ciudadanos, incorporación de los consejos comunales, milicias bolivarianas, Frente Francisco de Miranda, Unamujer, UBCH, PSUV, Clap), a objeto de dar a conocer a la comunidad, la conformación de los Consejos Populares de la Familia. “La comunidad en sí, cuando se le expone sobre la importancia de este gran reto, lo toman con sensibilidad y muestran su interés por aportar su grano de amor. Gracias a Dios nuestra patria cuenta con un pueblo noble y comprometido con la transformación de la sociedad y la consolidación del proyecto revolucionario. Nuestra invitación siempre es y será a sumarse a este trabajo de hormiga, pero que a la larga tendrá sus resultados positivos”, asevera Araujo.

Parroquias beneficiadas

Se han iniciado bajo este plan de acción 11 parroquias priorizadas: Antímano, Macarao, La Vega, San Juan, Coche, El Valle, Santa Rosalía, San Agustín, San José, 23 de Enero y Sucre. Se ha avanzado con un interesante ejército de consejeros y defensores formados. “Estamos contabilizando a 150 compatriotas formados dentro de este Sistema Comunal Territorial. Asimismo, hemos impulsado la organización en otras parroquias (San Bernardino, Candelaria y Catedral). Tenemos como meta disminuir los índices de violencia familiar en la comunidad, y hasta la situación de vulnerabilidad de los NNA”, enfatiza nuestro entrevistado.

Ciudad Ccs / Siboney del Rey