Fisioenacción | Una mala ejecución produce el codo de tenista

0

Saludos estimados lectores. Siguiendo con la tónica informativa sobre lesiones frecuentes en el deporte, en esta oportunidad les hablaré de la epicondilitis o codo de tenista, que no es más que un trastorno producido por la hiperextensión y movimientos repetitivos de la articulación del codo, afectando directamente a los músculos extensores de muñecas y manos.

La epicondilitis es una de las afecciones más comunes del codo, causando dolor e inflamación en la parte lateral del mismo; pudiendo irradiarse hacia la parte externa del brazo o antebrazo. Es común no solo en atletas que practican tenis, beisbol, entre otras, sino también en electricistas, obreros, peluqueras e incluso personal que usa frecuentemente el ratón de la computadora.

El dolor puede aumentar al realizar actividades cotidianas (abrir una puerta, darse un apretón de manos o al golpearse en la cara externa del codo). En estados graves el dolor aparece ante mínimos movimientos (abrir una puerta con llave, levantar una taza de café, o sencillamente en reposo), limitando de manera importante las actividades de la vida diaria y la práctica deportiva.

El tratamiento fisioterapéutico en fase aguda consiste en reposo, aplicación de frío local y antiinflamatorios, así como ultrasonido/laserterapia o magneto con el objeto de aliviar el dolor. En otros casos se inmoviliza el brazo con el codo en 90 grados y también se aplican inyecciones de corticoides en la zona.

Es común en este tratamiento la colocación de una cincha uno o dos centímetros por delante del epicóndilo (zona anatómica del codo) de manera que en ningún momento limite la flexo-extensión, y así reducir la fuerza de tracción que ejercen los músculos sobre la inserción tendinosa, aliviando de manera considerable el dolor y la inflamación, destacando la importancia de que la misma no provoque ningún tipo de isquemia (reducción del flujo sanguíneo).

Ya pasada la fase aguda o de dolor intenso la rehabilitación va enfocada en el fortalecimiento de la musculatura flexo extensora de codo y articulaciones cercanas, el mejorar la flexibilidad también forma parte del tratamiento, así como estudiar la técnica y el gesto deportivo del atleta, que quizás ha generado esta lesión y evitar que reincida en la misma. Hasta la próxima entrega.

Ciudad Ccs / Ydalmis Bravo