Gino González repasa las batallas con “A Carabobo 200”

0

Cuando se nombra a Gino González inevitablemente el pensamiento vuela hacia la canción que le dio fama: “Nosotros con Chávez”.

Este cantor popular, nacido en El Socorro, estado Guárico, le ha dado rienda, bastante sabor y honor a la música llanera, y esta vez se dio a la tarea de escribir y lanzar una canción dedicada a la historia de la gesta independentista, a propósito del Bicentenario de la Batalla de Carabobo.

“A Carabobo 200” se llama su más reciente tema, con videoclip incluido, que no solo habla de ese gran momento histórico sino de otros importantes acontecimientos, a partir de 1814, cuando ocurrió la primera Batalla de Carabobo.

La letra, música e interpretación es del propio Gino González, el arpa estuvo a cargo de José Manuel Seijas, el cuatro por parte de Alirio Seijas, el bajo y maracas los manejó Antonio Meza y todo se grabó en Rodrigo Estudio, en Valle de la Pascua, en el estado Guárico.

—¿Cómo fue la investigación e inspiración al escribir el tema “A Carabobo 200”, con tantas batallas y personajes incluidos en la letra?

—Existía el compromiso desde hacía mucho tiempo con esta fecha, con el 2021 y el Bicentenario de la Batalla de Carabobo. Se me ocurrió entonces hacer una síntesis con las batallas más emblemáticas a partir de la primera Batalla de Carabobo. Por lo menos nombrar que hubo dos batallas allí: en 1814 y en 1821. Hay un verso en la canción que dice: “En La Puerta son derrotas y en Carabobo victorias”; porque en La Puerta al Ejército patriota lo derrotan tres veces y en Carabobo la victoria fueron dos veces. Eso implicaba revisar, investigar. A lo mejor dejé algunas batallas por fuera. Se habla desde finales de 1814, cuando es la derrota del Ejército patriota en la Batalla de Urica, el 5 de diciembre, y luego el Libertador Simón Bolívar pasa a la Nueva Granada; después a Jamaica, luego a Haití y saltamos a 1816, cuando están las primeras batallas que se ganan aquí. Una es Mata de la Miel, con José Antonio Páez en Apure, y otra importante que fue la Batalla de Quebrada Honda, en El Socorro, que forma parte de la invasión de los 600 y es la expedición de Los Cayos. Luego en El Chaparro, en Anzoátegui, que viene al mando el general escocés McGregor. Se nombra también la campaña de Guayana, Piar, el Pantano de Vargas… Creo que están resumidos los acontecimientos más importantes.

—¿Por qué el título “A Carabobo 200” y no otro?

—Como siempre los amigos, los camaradas, venían incitándolo a uno a que lo hiciera, como José Roberto Duque, quien estuvo activo con todos los compas de CiudadCCS. Había pensado en “Travesía hacia Carabobo”, porque habla de varios acontecimientos para llegar a Carabobo y terminé sintetizándolo así, le coloqué “A Carabobo 200” por el Movimiento Bolivariano Revolucionario (MBR 200) del Comandante Hugo Chávez, que lo llamó así, con el 200, inspirado en el Bicentenario de la Batalla de Carabobo.

—El ritmo del tema es un zumba que zumba con perro de agua. ¿Por qué escogió estos géneros para el tema?

—Estuve manejando cómo hacerlo, cómo lo abordo, la forma. Pensé en un corrido, seis por derecho en un pajarillo, los romances; hasta que decidí hacerlo en décimas. Entonces estuve pensando: no inventar un golpe sino hacerlo en una estructura musical nuestra. Hay algunos golpes, ritmos llaneros, que le caben perfectamente la décima. Como el zumba que zumba sólo permite ocho versos, se me ocurrió colocar una cola para incluir los otros dos versos de la décima y ese es el perro de agua.

—¿Cómo fue la realización del videoclip?

—Lo primero que se hizo fue montar un audio completo en Youtube. Lo hicimos nosotros.

El audiovisual lo hizo CiudadCCS. Hay una tendencia entre los cantadores y los que componen, de que necesariamente tienes que salir allí. Yo hace tiempo que estoy tratando de romper con eso, de decirle a la gente: allí está una canción. No necesariamente el que canta tiene que estar allí.

—¿Qué otros proyectos tiene en mente?

—Tengo un libro que se está publicando por parte en la página del Instituto Robinson que se llama La totuma y el guarapo. Contrapunteo con Dámaso Figueredo. A partir de la obra de este gran coplero jocoso, el Aquiles Nazoa del Llano, como le digo yo, se abordan unas temáticas de la música llanera y del arte popular, del arte de los pueblos, de nuestra cultura nacional. Proyectos musicales también tengo, canciones por grabar. Pero mi gran compromiso, que siempre lo digo, es una canción que le hice a Orlando Araujo, hace como cinco años, y quisiera grabarla. Como no es llanera se me dificulta más, pero está en espera por grabarse.

Rocío Cazal
rociocazal@gmail.com