LETRA DESATADA | De Macarao a San Agustín

Mercedes Chacín

0

Niña trabajadora. Estuvo trabajando con su papá hasta los 14 años en el comercio informal. Sabe muy bien lo que es trabajar en la calle. Solo le dijo a su papá (cuando la invitó a que lo acompañara a la Calle Colombia de Catia): “Te acompaño pero no me grites”. Su papá es oriental, por eso habla alto.

Llegaron a un acuerdo y trabajaron juntos, él buhonero, ella buhonera. “Fui una niña trabajadora”. Vendían solo telas porque su papá, el señor Juan Farías, trabajaba en Telares Los Andes, empresa en la que hubo un incendio devastador y todos los trabajadores fueron despedidos. “Los buhoneros venden de todo, si es carnaval, bombas. Si es Semana Santa, trajes de baño. Si llueve, paraguas. Mi papá permaneció siempre vendiendo telas”.

Sus ojos se mantuvieron vivaces y felices todo el tiempo que estuvo contándonos esa parte de la historia de su vida, con esa alegría de la niñez, con esa emoción de la “primera adolescencia”. Esa niña hoy es la alcaldesa de Caracas, Érika Farías, y ayer inauguró el mercado Gran Cacique Macarao, en la parroquia Macarao. La misma zona por la que regresó a Caracas, Simón Bolívar, hará el 29 de junio, 200 largos años, después de triunfar en Carabobo.

Toda Malú. Es una mujer sorprendente. Escribe con un buen humor que ya quisieran muchos guionistas de cualquier cosa poseer. Es una cronista nata.

Se hace su propia ropa y sus propios muñecos, conocidos como los Monstruos chicos. Sabe tatuar. Sabe esculpir. Sabe cocinar como una verdadera pelabolas. Sabe pintar con brocha gorda y con pinceles. Sabe dibujar. Malú Rengifo tiene una cajita o una maletita como la del Gato Félix, de donde saca el talento que necesita para el día, para la semana, para el mes. Es una feminista talentosísima. Todos esos talentos los vamos a poder admirar desde el próximo martes 22 de junio en El Cuchitril Café Bar. El lugar de encuentro más fino del casco histórico de Caracas se prepara para recibir a Toda Malú.

Porque Malú es para recibirla completa, con todos sus aperos artísticos y con su alegría. Pero sobre todo con su amistad, con su solidaridad, con su amor. Bienvenida.

Cumbe Tours. Es una actividad que tiene ya tres años. Se desarrolla en el barrio San Agustín… es el Afinque de Marín, en el barrio del grupo Madera, el mismo de la tragedia del Orinoco. Pero la parroquia musical de Caracas siempre quiere ir por más, quiere captar a los turistas citadinos y a los turistas internacionales. Tienen con qué. Tienen talento musical y culinario. Tienen alegría. Tienen ganas de transformar la realidad económica del barrio.

Es una tripa esa experiencia que empieza en el Metro Cable, en la estación Parque Central, y culmina en la estación La Ceiba. La panorámica desde las alturas es hermosa. No se arrepentirá de vivir esa experiencia turística impulsada por la Alcaldía de Caracas. Lea la historia completa en la sección cultural de esta publicación. Sigamos.

Mercedes Chacín