Una web de ayer

0

Cuando Héctor Lavoe se quejaba del titular que por la tarde ya era noticia olvidada, todavía lo periódicos eran de papel. Internet no andaba por allí. La era digital arrasó con el salsero pero, aunque usted no lo crea, en Venezuela la mayoría de los medios electrónicos siguen el ritmo de las viejas imprentas y rotativas. Tienen un retraso de 24 horas y, algunos, hasta de 48. Si a usted le gusta el beisbol, nuestros periódicos en su versión digital le informarán de los resultados de la semana pasada. Métase en cualquier portal periodístico y allí no están enterados de que Venezuela, en la Copa América, empató con Ecuador. Se quedaron en el juego con Brasil. Héctor Lavoe, desde el más allá o desde el ciberespacio, canturrea ahora: ¿Y para qué leer, una web de ayer?.

EARLE HERRERA