ARRIMANDO LA BRASA | Si así llueve que no escampe

Laura Antillano

0

La serie televisiva sobre la Batalla de Carabobo realizada por Luis Alberto Lamata nos acaba de dar su primera muestra, con la calidad innovadora, el sentido del relato en su precisión llena de incógnitas por resolver, las que abren la curiosidad del espectador, bien actuada, bien ubicada en escenografía natural, con una producción intachable y excelentes actuaciones, de gente joven, mucha nueva en estas pantallas.

Hemos celebrado felices el espacio destinado a la significación de las mujeres en la gesta histórica de esas circunstancias, dibujada por Lamata, con ese maravilloso personaje de la joven que se hace pasar por hombre para estar en las filas del ejército.

Una serie de perfiles con tramas individuales hacen el conjunto general del argumento, en lazadas con inteligencia, y proporcionando al espectador el interés histórico, emocional, sustancial, que hará que no nos despeguemos de la pantalla chica a la hora de las transmisiones.

Pero eso no es todo, ahora descubrimos una serie de animación igualmente ubicada en la trama histórica de los inicios de las luchas por la Independencia de España, que está siendo transmitida en las mañanas, y recuenta el 19 de abril y otros detalles, contado al modo en que lo hacen en este tipo de “comiquitas” para los pequeños, con calidad de proyectos que han contado con los recursos debidos.

Ello, aparte de que contribuye con el asunto producido por la pandemia, cuando la relación con la escuela es a distancia y virtual, nos pone en contacto de un modo clave y con virtudes, con la historia patria.

Por lo menos para mi generación (que ya pasó los sesenta) es un brinco alto hacia la posibilidad de empatía con un entorno que se mete en escenarios que nos corresponden afectivamente, acercándose a quienes somos como latinoamericanos , con una historia, personajes, tramas, aconteceres, que solo eran privilegio (¿o castigo?) del acontecer escolar.

Nos asombra pues, positivamente, la realización de estas producciones, donde los que buscaron la Independencia nacional, son héroes y heroínas de otros contextos también.

Si así lleve que no escampe.

Laura Antillano