SOMOS LO QUE SOMOS | Acuerdo para la producción nacional

Luis Zárraga

0

Llegó la hora de la producción nacional. A producir en Venezuela. A sustituir los productos importados. El acuerdo está en marcha y hay que apostar a la transformación del modelo económico. Gobierno y sector privado se encuentran en momentos claves y definitorios para la economía nacional, a pesar de los obstáculos y sanciones desde el exterior.

Los privados liderados por Fedecámaras y el Ejecutivo, por Nicolás Maduro desde la presidencia de la República. ¡Quién dijo miedo!, si este es libre y cuando hay que ceder se hace por el bienestar de la nación.

Una manera efectiva es con la ley antibloqueo para producir en el país y comprar lo nuestro asegurando el mercado a lo elaborado en la patria.

Por ello, la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, anunció al asistir a la asamblea nacional de Fedecámaras la instalación de una mesa de diálogo con el sector privado: “Una mesa entre el Gobierno nacional y el sector privado para que traigan los productos que pueden ser susceptibles para sustituir productos importados y, con base en eso, nosotros desarrollar políticas de desarrollo e impulso a la producción nacional”.

Destacó la necesidad de transformar el modelo económico, con la comprensión de que la economía nacional hoy debe ser considerado desde el impacto de las medidas coercitivas unilaterales, mal llamadas sanciones, aplicadas por Estados Unidos contra Venezuela.

La vicepresidenta resaltó, igualmente, la importancia de “la participación de los sectores económicos privados para desarrollar las altas potencialidades productivas que tiene Venezuela”.

“Uno de los objetivos de la ley antibloqueo es producir en Venezuela y comprar lo producido en Venezuela. Asegurar el mercado a los productos nacionales”, reiteró Rodríguez.

Ya hay que dejarse de pazguatadas (que se extraña o se escandaliza por cualquier cosa que ve u oye) y asumir el momento de las verdades, si es que queremos salir adelante.

Ser revolucionario es cambiar o rectificar cuando haya que hacerlo sin temor al qué dirán. Eso habrá que asumirlo de una vez por todas.

El presidente saliente de Fedecámaras, Ricardo Cusanno, se refirió a la presencia de Rodríguez como una señal en beneficio del país, porque se “están tratando de construir relaciones” entre el sector público y privado. También se manifestó a favor del diálogo, la democracia y el reconocimiento de las instituciones: “Ese futuro pasa por la constitucionalidad. Hoy tenemos que rescatar el voto como la única vía de solución de diferencias”.

Así es, se acabó el momento de las pazguatadas, no hay que escandalizarse por lo que se escucha. Hay que asumir las verdades, y una de estas, en mi opinión, es que ha llegado el momento de darle un abrazo a la mesa de la inclusión o correremos el riesgo de quedarnos atrás, y ya no estamos para retroceder, sino para avanzar.

Luis Zárraga