De la performance al libro Mujer Cadáver

0
Es una obra colectiva que merece ser conocida, debatida y comprendida.

El libro fotográfico digital Mujer Cadáver: una experiencia performántica para la lucha feminista, fue presentado y bautizado el pasado domingo 25 de julio en la 12ª edición Feria del Libro de Caracas.

Una obra que reúne el lenguaje escrito, el fotográfico y la performance en un tema central que es develar, exponer y visibilizar las violencias que ocurren sobre los cuerpos de las mujeres.

De la autoría de Niyireé Bastidas (escritora) y Jefersson Leal (fotógrafo), dos jóvenes amigos apasionados por la escritura, la historia y la lucha feminista, que se juntaran para crear Mujer Cadáver.

“Mujer cadáver es el primer libro de mi autoría, y devela las violencias patriarcales que sufren los cuerpos de las mujeres (…) es una mujer que caminó las calles de Caracas, una mujer que había sido víctima de feticidio después de una violación y su cadáver camina buscando justicia, buscando redención, eso fue un poco la propuesta de la performance”, resalta la escritora de la obra.

“Es el primer libro de la editorial Palabra Impura y es un vestigio de la experiencia performántica que nació como una denuncia, que no sabíamos que se convertiría en algo más (…) Pero que fue plasmado en el libro digital a través de las fotografías”, detalla el fotógrafo.

La performance 

Es una forma de denuncia que ha sido utilizada históricamente por las feministas en distintos países para mostrar qué está pasando con la lucha feminista, el mundo a través de las artes escénicas, la música, danza y el teatro.

Mujer Cadáver fue realizado por Niyireé Bastidas en el marco del Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo de 2021, en las calles de Caracas, para evidenciar lo que les sucede a las mujeres, la violación desde niñas, la muerte (femicidios, feminicidios), la prohibición de decidir sobre sus cuerpos y las múltiples violencias que se ejercen cotidianamente contra la mujer.

“La performance nace días previos al ocho de marzo, porque había ocurrido un femicidio en una urbanización de Caracas, un hombre le disparó a su mujer(…) un hecho que conmocionó, entonces había como mucha rabia en mí, había mucha ira y quería expresarla de alguna manera(…) en ese momento estaba haciendo teatro experimental, teatro físico y surge la idea de realizar una performance, una puesta en escena para denunciar estos hechos que son una realidad que le sucede a la gran mayoría de las mujeres”, experiencia que detalla Niyireé.

Jefersson destaca que más que una denuncia es “una enunciación de las violencias (sociales e históricas) contra las mujeres, pero también anuncia un mundo posible, sin violencia, uno donde los hombres y las mujeres se relacionan en condiciones igualitarias socialmente”.

Mensaje del libro

Los autores pretenden llevar un mensaje claro y contundente de la realidad que viven las mujeres de Venezuela y el mundo.

Señalando que la violencia de género y los femicidios son la peor pandemia que ha matado a muchas mujeres, sobre todo en este siglo XXI.

“El mensaje es la denuncia, eso es lo que quiere el libro ser, para eso existe, para denunciar, para visibilizar la realidad que sufren las mujeres, no solo en el territorio venezolano sino en el mundo”.

Con estas palabras Niyireé Bastidas define su obra “Mujer Cadáver: una experiencia performántica para la lucha feminista, es un libro bellísimo, es un libro de fotografía, es un libro de escrituras, un libro de performance, un libro muy sentido que nace desde el dolor de ser mujer”.

Para finalizar, el fotógrafo, Jefersson Leal, extendió una cordial invitación a los lectores y lectoras a leer y descargar el libro, “lo van a disfrutar bastante, van a reflexionar, a partir de los textos y las imágenes, en una brillante combinación, les van a permitir abrir las compuertas de la mente en torno a la violencia, al patriarcado y los cuerpos de las mujeres”.

Para conocer mucho más de esta obra literaria y sus jóvenes autores puede, buscarlos como @niyiree_baptista, @jleal y @palabra_impura en las redes sociales.

Ciudad Ccs / Emily Cazorla