Convivir para vivir | “En cuatro paredes ves una casa, con ustedes adentro hacen un hogar”

0

En las circunstancias más adversas de la vida es cuando las personas se fortalecen y nunca pierden la fe. Nos complace entrevistar a uno de esos luchadores. Conocer lo que le ha tocado enfrentar y cómo salir adelante es un digno ejemplo. Se trata de Yorwuel Parada. Nació en el año 1978, en Valencia, estado Carabobo, comprometido con Emitzabeth Caro (médica integral comunitaria) y padre de Felipe, de 2 años de edad.

Parada fue promotor cultural del Ateneo Cirilo Mendoza en el estado Yaracuy, en el 2002. Formado dentro del Frente Francisco de Miranda. Egresó de la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez como licenciado en Educación, mención Desarrollo Cultural, en el 2010. Entre los años 2008 y 2017 trabajó en la Fundación Infocentro con las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), desempeñando funciones gerenciales.

En 2018 asume la Dirección de Comunicación Digital del Ministerio del Poder Popular para la Ciencia y Tecnología. En 2019 se incorpora al equipo de Ciudad CSS como coordinador de la Unidad de Redes Sociales, donde asesora y apoya en la publicación periódica de contenidos en las redes sociales. También es asesor comunicacional en la Alcaldía de Caracas y del equipo de Comunicación Digital del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores.

El antes y el ahora de Yorwuel Parada

Para nuestro entrevistado su antes y ahora es el mismo: es una batalla constante el salir adelante. Es un esfuerzo seguir el ejemplo de quienes le permitieron alcanzar sus sueños, gracias a la Revolución Bolivariana. “Graduarme, fortalecerme laboralmente y ser dignificado por la Gran Misión Vivienda Venezuela es parte de los planes y acciones que el Gobierno Nacional, en estos 20 años, definió como política social. Hoy digo que mi familia forma parte de esas estadísticas de atención social que se materializan. Sin embargo, hay que reconocer la realidad política e internacional con el tema del bloqueo hacia Venezuela. En medio de esas dificultades se atiende al pueblo”, enfatizó Parada.

De igual modo plantea que la clase trabajadora venezolana está vulnerada por las acciones criminales del bloqueo. El Ejecutivo Nacional no escatima esfuerzos para brindar soluciones. “Hay que estar en defensa de los desposeídos, de los trabajadores y eso es lo que ha hecho nuestro presidente Maduro: ¡No desampararnos!”.

Víctima del Covid-19

Respecto a la pandemia del covid-19 –como fenómeno mundial– a decir de Parada, la misma afectó la economía, la educación, la calidad de vida de las personas y la salud. “Es un fenómeno que ha devastado millones de vidas. El año pasado fui afectado junto a mi esposa y mi hijo. Recibimos apoyo del Estado y nos atendieron en el hotel “Coliseo”, en Sabana Grande. No nos faltó atención médica y nos trataron muy bien. Con pandemia también pudimos salir adelante. Desde ahí palpamos la solidaridad, de lo contrario sería duro haber sobrevivido en estas circunstancias”, expresó Parada.

Dignificado con la GMVV

“Una amiga me dijo cuando nos entregaron el apartamento de la Gran Misión Vivienda Venezuela: ‘esas cuatro paredes son una casa, pero con ustedes adentro hacen un hogar’. ¡Estamos llamados a construir un hogar para que mi hijo crezca y sea un verdadero venezolano!”, confesó nuestro entrevistado, que tenía parte de su vida viviendo en condiciones adversas (a la intemperie, arrimado, pagando un alquiler costoso –con amenazas de desalojo– e, incluso, víctima de una estafa inmobiliaria. Hasta llegó a vivir con su mujer e hijo en una carpa, bajo una salita prestada por su cuñada). “No había cuartos disponibles y mantenía a mi hijo atendido como podía. Para mi esposa y para mí era muy dura la convivencia. ¡Era de vida o muerte solucionar este problema habitacional! (…) Sufrí decepciones al no recibir una respuesta justa. Me pregunté: ¿Dónde están los cuadros que ocupan altos cargos y no oyen el clamor del pueblo?, ¿Dónde está su humanidad? Hace falta inyectar una gran dosis de concientización, de solidaridad y amor para atender al pueblo. Me armé de valor y no perdí la fe. Hice un llamado al presidente Nicolás Maduro y me escuchó. Hoy me siento dignificado con mi familia al tener un nuevo hogar”, sentenció.

CIUDAD CCS es mi otro hogar

Ciudad CCS se transforma para él en una trinchera moral, ideológica y humanista. Así lo aseveró Parada, porque cuenta con un equipo laboral y diverso con vocación de servicio y compañerismo. “Esa es la ética revolucionaria que nos dejó el Comandante Chávez. Ciudad CCS es mi hogar, porque los acompaño en las redes sociales, aunque hace falta mucho por hacer. Es una gran inversión llevar un semanario digital a impreso. Cada trabajador le pone su grano de amor y es el lector quien le pone su sello de satisfacción”.

Reflexiones finales

Plantea que la lucha continúa y no hay que bajar la guardia. Chávez advirtió que en el camino de la revolución nos atacarán, nos pondrán a pasar trabajo ¡Pero nadie se rinde o se doblega! “Viví 15 años en Colombia (soy hijo de madre colombiana) y pudiera regresar otra vez. Te confieso que en los 20 años que tengo viviendo acá en Venezuela he alcanzado 100 veces más las cosas que me costó conseguir en Colombia. ¡Pues aquí sigo y seguiré adelante en Venezuela! ¡La patria que dignificó mi vida, como la de mi familia! En medio de las adversidades que vivimos, hay oportunidades para salir adelante”.

Siboney Del Rey / Ciudad CCS