ARTE DE LEER | “Ejercicios en aguas profundas” o un elogio para el cuerpo de Aleyda Quevedo

Ricardo Romero Romero

0

Componer versos es el resultado de una insondable exploración personal. Un método para descubrirse y colisionar lo íntimo con el afuera, tejiendo una cosmovisión de nuestra propia subjetividad.

El acto poético es diálogo y confrontación, especie de conflicto armonioso, que recrea y resignifica nuestras realidades con aquello que elucubran nuestros deseos, proyecciones y fantasías.

Ante esa sensible complejidad, la poeta se sumerge en los elementos básicos que constituyen su hecho físico y su estética del alma:

Metamorfoseada
Cuerpo y aliento ingresan al agua haciendo uso del mecanismo
de la libélula. Hablo del cuerpo y del aliento en estado puro.
Sin equipo. Pez o criatura parecida. Libre y despojada de deseos
sin teorías de instructores de buceo. Tensión del cuerpo y fluidez
constante en el ritmo de la sangre. Libélula de látex con mi equilibrio
respiratorio. El agua se vuelve un ramaje de cristal de cuarzo.
Densa estructura de burbujas. Campo de corales donde eres
tan liviana y tan compleja planta acuática. Las vastas profundidades
que logra alcanzar tu espíritu te rescatan del mundo que arriba
apesta. Y te adentras más y eres agua, un solo cuerpo mimetizado
en los torrentes más profundos del silencio del agua.

Desde los recónditos espacios del espíritu, Aleyda Quevedo Rojas (1) extiende su vitalidad creativa en Ejercicios en aguas profundas (2). Un libro publicado por la fusión y brío de los sellos Ediciones La Castalia y Línea imaginaria, proyectos literarios de Venezuela y Ecuador respectivamente.

La poeta, hace de su feminidad un elogio para el cuerpo. Sus apetencias, ocupan el relato metafórico que nos obsequia una erótica sensorial-maravillosa:

Acuática
Una flor
    Una flor
Una flor

Flotando en el agua
al son de sus ciclos oxigenados
Mi vagina abierta al agua de flores
en perfecta alineación con las estrellas
Hasta el centro del estambre que guarda perfume
y una lengua
bulbosa,
carnosa,
florecida
vegetal

Chupando la flor abierta, acuática y amable al ácido de la saliva
hasta ver la muerte en el centro enceguecedor del agua
y no ahogarnos de placer
y no regresar a la superficie.

Nunca más una flor sin saliva.

Quevedo, tiene la misión de retozar la existencia con júbilo y goce. Por eso, sus versos son deleite para los sentidos:

Vortex
El movimiento del cuerpo y la inmovilidad del alma conteniendo mi existencia. Remolinos subterráneos y sanguíneos. Me arrojan al vortex que es la intemperie del amor. Hasta que sea tu deseo estar aquí entre el movimiento y la inmovilidad de mi amor. Hasta que sea tu deseo enlazarte al ritmo de mis piernas que corren hacia el verde lago de olas suaves. Torbellino interior de lo que parece un jadeo. El amor contigo      es abrazar los abismos del mar sulfato, bromuro, sodio y flúor. Y pacientemente perderse entre la sangre y las cavernas genuinamente íntimas del torbellino.

Estos Ejercicios en aguas profundas nos incitan a hospedarnos en un mar de vehemencia. Intensidad, excitación, furor y ardor son temáticas que se edifican en la poesía de Aleyda, para que habitemos y soñemos, a través de las palabras, en el hogar del frenesí.

Ricardo Romero Romero | @ItacaNaufrago

(1) Aleyda Quevedo Rojas. (Quito-Ecuador, 1972). Poeta, periodista, ensayista literaria, curadora artística y gestora cultural. Ha publicado en poesía: Cambio en los climas del corazón, 1989; La actitud del fuego,1994; Algunas rosas verdes, 1996 y 2017; Espacio vacío, 2001 y 2008; Soy mi cuerpo, 2006 y 2016; Dos encendidos, 2008 y 2010; La otra, la misma de Dios, 2011 y 2021; Jardín de dagas, 2014 y 2015; y las antologías que reúnen parte de su poesía bajo los títulos: Música Oscura (2004), Amanecer de Fiebre (2011) y El cielo de mi cuerpo (2014), que aparecieron en Andalucía, Guayaquil y La Habana, respectivamente. En 2017 la Casa de la Cultura Ecuatoriana publicó Cierta manera de la luz sobre el cuerpo que reúne 9 libros de poesía. Obtuvo el Premio Nacional de Poesía “Jorge Carrera Andrade” en 1996. Ha representado a su país en los más importantes encuentros, ferias del libro y festivales internacionales de escritores en Canadá, España, México, Argentina, Colombia, Nicaragua, Puerto Rico, Perú, República Dominicana, Venezuela, Francia, Cuba, Chile, Uruguay y Brasil. Es coordinadora editorial del sello independiente, especializado en poesía: Ediciones de la Línea Imaginaria que tiene en su catálogo 32 volúmenes. Escribe para varias publicaciones impresas de su país como la revista Casapalabras de la Casa de la Cultura Ecuatoriana. (Tomado de la edición comentada en esta columna).
(2) Ejercicios de aguas profundas. Ediciones La Castalia / Ediciones de la Línea imaginaria. Poesía (Colección Alfabeto del mundo). Edición digital, 79 páginas. 2020. Descárgalo gratis: https://edicionesdelalineaimaginaria.com/product/ejercicios-en-aguas-profundas-aleyda-quevedo-rojas/