Cómo reforzar los conocimientos sobre el Sistema de Saneamiento Ambiental

0

El colectivo de investigadores de la Universidad Nacional Experimental de Los Llanos Centrales Rómulo Gallegos (Unerg), postgrado Distrito Capital Gerencia en Salud Pública, y en el marco del quinto eje histórico del Plan de la Patria:  Salvar a la Humanidad en sus prácticas profesionales y ligados a la línea de investigación: La Participación Comunitaria en los Servicios de Salud Pública, así como con otros ejes sistemáticos insertado en la interdisciplinariedad de la ciencia; pertenecen a un grupo de profesionales de la salud (enfermería) y  tienen el objetivo de trasmitir algunos aportes investigativos, a través de un tema de interés común, que beneficiará a la colectividad en general como es “la importancia  de la participación ciudadana en el sistema de saneamiento ambiental como problema de salud pública: el problema de la no participación  ciudadana y sus implicaciones en la salud pública”.

Este tema de Investigación es de gran relevancia en la Práctica Profesional, ya que sirve  para reforzar los conocimientos que poseen la  población en general sobre el Sistema de Saneamiento Ambiental con el objetivo de brindarle orientación e información a las comunidades más vulnerables y que pueden ayudar como herramienta para el beneficio  individual y colectivo, evitando de esta manera  la contaminación del medio  ambiente, las enfermedades infecto contagiosas,  entre otras;  mejorando la Salud Pública.

UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL DE LOS LLANOS CENTRALES

“ROMULO GALLEGOS», SAN JUAN DE LOS MORROS

DECANATO DE POSTGRADO

GERENCIA EN SALUD PÚBLICA

CATEDRA: PRACTICA GERENCIAL

ARTICULO INFORMATIVO: LA IMPORTANCIA DE LA PARTICIPACION CIUDADANA EN EL SISTEMA DE SANEAMIENTO AMBIENTAL COMO PROBLEMA DE SALUD PUBLICA.

El problema de la NO Participación Ciudadana  y sus implicaciones en la Salud Publica

Nombre del Autor: Fátima del V, Domínguez-Navarro

Fecha: 27/08/2021

Docente: Dr. Nelson Ford.

Artículo:

LA IMPORTANCIA DE LA PARTICIPACION CIUDADANA EN EL SISTEMA DE SANEAMIENTO AMBIENTAL COMO PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA.

El problema de la NO Participación Ciudadana  y sus implicaciones en la Salud Publica

Lcda. Fátima Del V.   Domínguez-Navarro

Universidad Experimental Rómulo  Gallegos

fatidomi251270@gmail.com

Venezuela

Introducción 

 

La concepción de participación comunitaria en salud avanzó desde la etapa en que esta quedaba restringida a la identificación de los actores (individuo, familia y comunidad) y de los determinantes de la salud, estrictamente biológicos, esta última responsabilidad sobreentendida, casi única del Sistema de Salud, hasta que evolucionó hacia la integralidad al incorporar los determinantes ecológicos, socioeconómicos y políticos; y más recientemente el bienestar mental y espiritual, y con ella a las otras disciplinas y a los ciudadanos como protagonistas.

Es así como durante la VI Conferencia Mundial de Promoción de la Salud, celebrada en Tailandia en el (2005), un centenar de países suscribieron la Carta de Bangkok, en la cual se dibujan las nuevas formas de cooperación para «crear» salud, de allí surge una concepción globalizada de las alianzas: entre los gobiernos, las organizaciones internacionales, la sociedad civil y el sector privado a fin de asumir cuatro compromisos fundamentales; a saber: (a) que la promoción de la salud constituya una pieza clave de la agenda de desarrollo mundial, (b) que sea una responsabilidad básica de todos los gobiernos; (c) que forme parte de las buenas prácticas institucionales y (d) que sea un foco de iniciativas de la comunidad y de la sociedad civil. En este sentido en la actualidad se trata de promover una participación activa, aquella en la que la gente debe poder elegir libremente si participará o no y poder esperar algún beneficio de su participación, y donde el actor debe asumir el rol individual o de contralor de su proceso.

Por ello, la Participación Ciudadana se identifica como un proceso social donde los integrantes de una comunidad se ocupan directamente de adoptar decisiones y acciones que les ayudan a la realización del bien común en un momento determinado, que conllevan al mejoramiento de las condiciones de vida del colectivo. Siendo necesario que exista una amplia participación social, que permita la garantía efectiva del derecho de la salud; en este sentido, la participación comunitaria en salud posee un terreno legal, por lo que es necesario que exista un papel protagónico a nivel Nacional.

Por otra parte, se puede asegurar que la participación ciudadana es un incentivo importante en las respuestas colectivas a los problemas de salud pública relacionados con los cuidados de salud, por lo que es necesario comprender la importancia del ser humano dentro de la comunidad, quien es el idóneo para señalar las necesidades, problemas o inquietudes sobre un tema en particular; podría considerarse pues la participación ciudadana como una forma de resolución de los problemas de salud que, al ser autogestora, brinda a la comunidad autosuficiencia e independencia, aumentando su nivel de autonomía. Resolver de esta manera los problemas de salud tiene un efecto de demostración y significa un aprendizaje para la resolución de otros problemas que aquejan a la comunidad.

Esta participación asegura al comité de salud o al equipo de salud realizar intervenciones oportunas  dirigidas a esos problemas, necesidades y que pueden brindar el  disfrute de un ambiente limpio y saludable que es fundamental para garantizar su bienestar físico, intelectual y social.

De estas afirmaciones, se identifica un objetivo fundamental que  consiste en  integrar a los ciudadanos a  un Plan de Acción para la Promoción  de la Participación Ciudadana en la ejecución  del Sistema de  Saneamiento Ambiental, donde se tome en cuenta  el contexto del fenómeno estudiado; así como la importancia de su participación en el Sistema de Saneamiento Ambiental  y los objetivos planteadoS, todo ello con la finalidad de dejar en evidencia de la realidad sociocultural y relevancia de sus acciones participativas que producirá un bienestar individual y colectivo en una población determinada, generando la disminución o erradicación de  las enfermedades infecto contagiosas existentes dentro del entorno social, todo esto a través de la educación para la salud.

Cabe destacar que si  los Ciudadanos  no participan  en las actividades del Sistema de Saneamiento Ambiental dentro de su comunidad,  por ser muy apática, solo logrará  que aumente la contaminación ambiental y las enfermedades infectocontagiosa poniendo en riesgos la salud colectiva.

Por lo que la Participación Ciudadana es importante para un ambiente saludable y es fundamental para garantizar su bienestar físico, intelectual y social. Desde hace muchos años, los programas de salud  son parte de la estrategia de reducción de la pobreza. Los resultados muestran ser una herramienta eficaz para superar la morbilidad y la morbi-mortalidad. Por medio de los programas de salud se ha logrado la generación de nuevos hábitos de vida en toda la comunidad, lo que permite disminuir el riesgo de aparición de gran variedad de enfermedades.

Además, la salud ambiental está relacionada con todos los factores físicos, químicos y biológicos externos de una persona. Es decir, que engloba factores ambientales que podrían incidir en la salud y se basa en la prevención de las enfermedades y en la creación de ambientes propicios para la salud. Por consiguiente, queda excluido de esta definición cualquier comportamiento no relacionado con el medio ambiente, así como cualquier comportamiento relacionado con el entorno social y económico, y con la genética.

Según nuevos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) 2018, nueve de cada diez personas respiran aire con altos niveles de contaminantes. Las estimaciones actualizadas muestran que siete millones de personas mueren cada año por la contaminación del aire ambiente (de exteriores) y doméstico, es una cifra alarmante.

Durante los últimos años, la OMS ha estado a la vanguardia del saneamiento ambiental y de las acciones para la higiene y ha desarrollado materiales clave para los encargados de formular políticas y para los técnicos que trabajan en estos temas. Estos materiales incluyen guías y documentos sobre mejores prácticas y promoción.

«El agua y el saneamiento son uno de los principales motores de la salud pública. Suelo referirme a ellos como «Salud 101», lo que significa que en cuanto se pueda garantizar el acceso al agua salubre y a instalaciones sanitarias adecuadas para todos, independientemente de la diferencia de sus condiciones de vida, se habrá ganado una importante batalla contra todo tipo de enfermedades.»2

«Dr LEE Jong-wook, Director General, Organización Mundial de la Salud

El uso del término «saneamiento» varía entre ingenieros sanitarios en diferentes países. Por ejemplo, en el Cono Sur, en Bolivia y en el Perú el significado es amplio, como en la definición mencionada arriba. Sin embargo, en otros países de América Latina a veces el uso es más restringido y cubre el alcantarillado sanitario y el tratamiento de aguas negras, sin incluir el abastecimiento en agua potable. En México, el uso técnico es el más restringido y es limitado al tratamiento de aguas negras sin incluir el alcantarillado sanitario. El manejo de residuos sólidos y el comportamiento higiénico a veces son incluidos y a veces no lo son, dependiendo del contexto.

En los últimos años, países de América Latina y el Caribe han utilizado una amplia variedad de programas de protección social para enfrentar problemas de desequilibrio y vulnerabilidad en la población. Dichos programas representan una experiencia amplia, que muestran prácticas exitosas, y otras que no lo son tanto, en lo referente a la utilización de diversas metodologías de formulación, seguimiento, evaluación y análisis de impacto que han originado dichos programas en las poblaciones. A partir de estas experiencias es posible extraer lecciones que reorienten los programas en ejecución y también acumular un conocimiento que permitirá sustentar las opciones de gestión de los programas futuros.

En términos de salud y saneamiento ambiental en Venezuela, Según Ramos (2008)

Los estratos más pobres de los sectores urbanos han visto mermada la posibilidad de tener una mejor calidad de vida, esto se ha convertido en una preocupación nacional. Aunque a nivel nacional, regional y local se está luchando por resolver los problemas, la globalización dificulta, cada vez más, la posibilidad de acceder a los recursos necesarios para cubrir las necesidades básicas. Las evidencias señalan que la asociación entre ingreso y seguridad  de hogares es mayor en el sector urbano que en el sector rural.

Requerimientos y  los patrones culturales y a la disponibilidad de los insumos de las zonas que habitan, así como la generación de hábitos alimentarios y sociales, desarrollándose simultáneamente un trabajo pedagógico que permita que este acto se convierta en una experiencia educativa cumpliendo con los requerimientos  específicos para cada grupo etario. Sin embargo, es evidente la no cooperación entre la población  para el buen funcionamiento del programa, por lo que se hace necesario evaluar, revisar el cumplimiento y que genere mejores hábitos de vida para contribuir con el mejoramiento de las condiciones ambientales.

Cuando  se habla de hábitos de vida se refiere a la forma en la cual conviven  diariamente. Según Galarza y Cabrera (2008), la educación necesaria para lograr cambios de hábitos adquiridos. De este modo se pretende contribuir a aumentar el conocimiento disponible sobre lo que funciona y lo que no ha funcionado en las áreas de seguimiento, evaluación y análisis de impacto en los sistemas sanitarios.

Además, el Saneamiento Ambiental traerá que el grupo familiar y los miembros de la comunidad deben comprometerse y organizarse para participar activamente en la ejecución, supervisión y evaluación del programa, las denuncias constantes por medios de comunicación evidencian que esto no se cumple pues la contraloría social, conformada por algunos miembros de las asociaciones civiles, se centra sólo en procedimientos administrativos, que giran en torno a entregar, a los entes competentes, informes, sin explicar los resultados obtenidos en cuanto al avance o el cambio de hábitos de salud.

Por esto, no basta con suministrar diariamente una orientación, sino comprobar si ésta es variada, adecuada a los requerimientos  de la población  y que genere mejores hábitos  de vida  para contribuir con el mejoramiento de las condiciones ambientales.

El motivo de que un país tenga que contar con el saneamiento ambiental  responde a una realidad social, el Sistema no solamente facilita la disponibilidad, acceso y garantiza la seguridad  local y nacional, sino que contribuye a reducir el problema de salud pública  en la población. Este objetivo debe ser tomado como una responsabilidad de recíproco interés entre la sociedad (comunidad organizada) y el estado venezolano. Este mutuo apoyo favorece la consecución de los objetivos que aportarán  soluciones fundamentales, entre los cuales la salud ambiental  es de suma importancia. Se debe tener presente que el propósito principal es de crear consciencia a la población sobre el saneamiento ambiental de su comunidad, ya que ello evitaría las enfermedades y un problema de salud pública.

Cabe destacar dentro de la nueva geopolítica de poder en Venezuela, que a partir de la elección de Hugo Chávez Frías como presidente de la República Bolivariana de Venezuela se desarrolla el Plan Estratégico Social 2001-2007,  donde se fortalece la participación social y garantiza el disfrute de los derechos sociales de forma universal y equitativa, otorgando poder al ciudadano en todos los espacios públicos de participación, por lo que se convierte en un valor o un bien que la gente reconoce como parte de su patrimonio. En este proceso, la participación está enlazada al concepto del derecho a la calidad de vida, con protagonismo ciudadano y empoderamiento social, conformando la esencia de una democracia participativa.

En este plan se maneja la planificación estratégica situacional, partiendo del principio de una previa planificación, en función de las necesidades sentidas desde la comunidad. El Proyecto Nacional Simón Bolívar, está fundamentado en la democracia participativa como soberanía popular, que hace tangible el ejercicio de la voluntad general, enfatizando al ciudadano participativo como parte del Estado, dentro de una democracia protagónica revolucionaria. El discurso de participación está presente en todas las áreas como la educación, salud, vivienda. En el Plan Simón Bolívar, la democracia participativa juega un rol fundamental, ya que se hace pública la opinión y la voluntad de aquellos grupos que se consideran no representados, a los que se les reconoce su carácter protagónico.

Para poder lograr un plan de acción para la promoción en la ejecución del Saneamiento Ambiental de la comunidad,  hasta ahora, por un papel activo que tome parte en la formulación de soluciones, así como en la toma de decisiones sobre los problemas de salud que las aquejan a nuestra comunidad.

Por lo tanto, cada país debe adaptar la respuesta según las capacidades de sus sistemas de salud, sus recursos económicos e infraestructura, y el grado de responsabilidad colectiva e individual.

En conclusión, la “Participación Ciudadana” en el Sistema de Saneamiento Ambiental como problema de Salud Pública, se adapta a la respuesta según las capacidades de sus sistemas de salud, sus recursos económicos e infraestructura, y el grado de responsabilidad colectiva e individual y de cumplimiento de las recomendaciones emitidas por el Ministerio del Ambiente.

A su vez,  se debe  reflexionar sobre la importancia de La Participación Ciudadana en el Sistema de Saneamiento Ambiental, ya que el comportamiento de cada ciudadano dentro de su comunidad  ayudara de manera más factible con  la  prevención, manejo de desechos sólidos, hábitos personales, etc…;  lo cual evitara más contaminación ambiental y contagios a nivel de la comunidad, logrando que toda la población participe con  confianza, sabiendo el beneficio de la misma.  Teniendo como resultados la erradicación o disminución de la contaminación ambiental y de las enfermedades infecto contagiosas que están  afectando a nivel mundial.

Bibliografías electrónicas:

Ruiz, (2012) Participación comunitaria. [Pág. Web en línea] Disponible en www.Obsaludasturias.com [Consulta 2015 Abril 13]

Sánchez  (2000). Todos con la esperanza. Continuidad de la participación comunitaria. Universidad Central de Venezuela. Caracas: Comisión de Estudios de Postgrado. Facultad de Humanidades y Educación; 2000. Chile,  382 p.

-Marti, J. (2006). “La investigación-Acción Participativa. Estructura y fases”en

Villasantes, T. (2000). “La investigación social participativa” Madrid: Ed. El viejo topo.

Organización Mundial de la Salud. Estrategia mundial de salud para todos en el año 2000. Ginebra: OMS, 1981

Organización Mundial de la Salud. Promoción de la salud, conceptos y principios. Papeles de Gestión Sanitaria. 1988; 11:34-81.