LA ARAÑA FEMINISTA | Ruta por la despenalización del aborto en Venezuela

Laura Cano / Tinta Violeta

0

Arrancó septiembre, el mes de lucha por la despenalización y legalización de la interrupción del embarazo en el mundo. Nuestras calles, consignas, discursos y acuerpamientos se tiñen de verde, por nuestro derechos sexuales y reproductivos.

En Venezuela, desde hace varias semanas, comenzamos la Ruta Verde: campaña por la despenalización legal y social del aborto en el país. Aquí, como en algunas partes del mundo, este tema incomoda a algunos; está estigmatizado, criminali zado, ilegalizado y señalado por leyes conservadoras y neoliberales. Por lo tanto, desde la Ruta Verde nos planteamos abrir la discusión sobre la interrupción del embarazo. No solo convocamos a todo el movimiento feminista venezolano, sino al pueblo e instituciones del Estado, para que hablemos con altura y profundidad, con argumentos científicos y de derechos humanos. Discutamos sobre el aborto seguro y acompañado, sin amenazas, sin atentados y sin chantajes. De acuerdo con lo establecido en el Código Penal Venezolano, tenemos más de 120 años de ilegalidad y criminalización contra quienes demandamos este derecho humano fundamental de las mujeres, adolescentes y niñas. Entonces, es un mito que en Venezuela el aborto es legal en ciertos casos. No es legal llevar a cabo una interrupción del embarazo por las causales de violación o incesto. Según la ley, una mujer, niña o adolescente que haya sido violada no puede abortar, obligándola a continuar con la gestación y con una maternidad forzada. No es legal practicarse un aborto, aunque el embarazo ponga en riesgo la salud física o mental de una mujer, niña o adolescente. Si la mujer no tiene los medios económicos y patrimoniales para continuar con el embarazo, no es legal practicarse un aborto. Tampoco está despenalizado en caso de que el desarrollo del feto sea inviable con la vida. Solo está despenalizado el aborto cuando la vida de la mujer está en riesgo y, sin embargo, es a consideración del médico. Ni siquiera hay condiciones reales en el sistema de salud para que esta causal sea una realidad. Por estas razones, y otras, que nos obligan a ser madres de manera forzada, aumentando el número de mortalidades maternas y reforzando prácticas abortivas clandestinas e inseguras para nuestras vidas y salud, nosotras les invitamos a sumarse a la Ruta Verde, por la defensa de nuestros derechos. Nos encontraremos en una gran marcha en Caracas este próximo 28 de septiembre, a partir de las 9:00 am, desde la Plaza Morelos hasta la Asamblea Nacional, para exigir la despenalización de la interrupción del embarazo en nuestro país.