Yulimar Rojas es la gema de más brillo en la Liga Diamante

0
La venezolana logró uno de los pocos trofeos que le faltaba conquistar.

La venezolana Yulimar Rojas volvió a poner de manifiesto la estabilidad que ha logrado sobre los quince metros, en la prueba de salto triple. Ayer sus tres intentos válidos superaron esa distancia y se adjudicó la final de su competencia en la Liga Diamante de Atletismo, que cerró su calendario en Zúrich, Suiza.

En 2019 Rojas había estado cerca de conquistar la Liga, comandó todo el circuito pero en la final tuvo una mala tarde. Aunque había logrado 15,41 metros (entonces segunda mejor marca de la historia) en el meeting de Andújar (España), donde también tuvo un salto de 15,03, en esa final de hace dos años no pudo pasar de los 14,74 m, quedando en el segundo lugar, escoltando a la jamaicana Shanieka Ricketts que consiguió tope personal, 14.93 m, y se llevó el premio grande.

Ayer Rojas comenzó con 15,27 metros, lo que viendo el desempeño de sus oponentes en la temporada parecía asegurarle el primer lugar, por lo que es de suponer que con esa situación trataría de convertirse en la primera en lograr los 16,00 m, fallando sus tres siguientes turnos.

Su quinta ejecución dejó huella a los 15,22 m y cerró con 15,48 m, superando el récord para el torneo en Zúrich (que estaba en poder de la rusa Anna Biryukova, 15,03 m desde agosto de 1995) y de la Liga.

Todos sus saltos válidos (3) superaron los quince, igual a como venía de hacerlo el 26 de agosto en la válida de Lausana, donde sus cuatro intentos aprobados, tuvo dos nulos, pasaron de los quince: 15,56 en el primero, en el tercero 15,42 m, el cuarto con 15,52 y en el de cierre 15,11 m.

Y antes, el 1° de agosto, de sus cuatro saltos válidos tres estuvieron por encima de los quince en los Juegos Olímpicos de Tokio: 15,41, 14,53, 15,25 y 15,67 metros, récord mundial y olímpico, lo que demuestra la consistencia conseguida por la deportistas sobre los quince metros.

Ayer en Zúrich la escoltaron Riketts con 14,64 m, otra jamaicana Kimberly Williams 14,47, la portuguesa Patricia Mamona 14,33 (subcampeona olímpica), Thea Lafond (Dominica) 14,10 y la israelí Hanna Minenko, quien no tuvo saltos válidos.

Tras su triunfo la venezolana recibiría una cantidad en efectivo, así como un trofeo y su diamante, uno de los pocos premios que faltaban en su vitrina.

Ciudad CCS / Juan Cermeño