El Esequibo los parte 

0

El sol del Esequibo calcina a la derecha, la tuesta.  Lo que debería unirla –el territorio venezolano-, la divide. La delegación del gobierno del presidente Maduro en México, encabezada por el diputado Jorge Rodríguez, logró que la representación de Guaidó firmara un acuerdo que reivindica nuestros históricos derechos sobre el Esequibo. Ardió la oposición, pues la exembajadora en Gran Bretaña del interino eterno, la señora Neumann, había exigido a todos los derechistas  “no hablar del Esequibo de Guyana” para ganarse el apoyo del imperio y sus satélites. Los opositores ahora están desconcertados, con eso de entregar un día el Esequibo y al siguiente desmentirse. Son los únicos venezolanos con ese dilema y con el cerebro achicharrado por el sol del Esequibo.

EARLE HERRERA