Amanecí de lo más élite 

0

La fracción dogma-comunista de la AN reveló que los diálogos en México que logró la revolución bolivariana, no son más que un Pacto de Élites entre el capitalismo mundial y la neo-burguesía de los CLAP. Yo me quedé de un palmo, pero no despacho ninguna teoría y esta de la alianza Wall Street-CLAP, me resultaba de lo más atractiva. Como apoyo esos diálogos, me sentí de lo más élite. La experiencia no es desagradable y yo me imaginaba debajo de la mata de merecure de mi pueblo, un mediodía de domingo, jugando truco con Bill Gate, así de tú a tú.  ¡Venga a mí que tengo flor! Todo el miércoles disfruté esa sensación de élite y me gustaba la cosa. No saludé a la conserje ni al portugués porque un verdadero élite tiene que darse su puesto.  Sentía cierta admiración por el camarada Figuera, genial inventor de la teoría elitista Biden-CLAP.  Antes de acostarme, me leí una biografía de Nelson Rockefeller para copiarme algunas vainas.  Dormí de lo más placentero, sin esa preocupación de si mañana llega o no llega la bolsa de los CLAP. Elite es élite.

EARLE HERRERA