ENTREVISTA | Pasqualina Curcio Curcio: Moneda nacional se ha depreciado en 3,1 billones por ciento desde 2012

La economista y catedrática universitaria asevera que el ataque a nuestra economía y al bolívar ha generado la megainflación que aqueja al país

0
La nueva escala monetaria no debe tener efecto alguno al alza o baja de los precios, no debe haber distorsión en la economía

Una nueva reconversión monetaria se viene dentro de dos semanas, y a partir del primero de octubre, a la escala monetaria actual se le sustraerán seis ceros a la derecha y la denominación de nuestra moneda pasará a ser Bolívar Digital; es una manera de buscar un menor manejo del dinero en los sistemas contables, que por el ataque a nuestra moneda se ha vuelto inmanejable ante la gran cantidad de ceros que en la actualidad tiene el valor y el precio de los bienes y servicios ante la depreciación sufrida por el Bolívar Soberano.

Para buscar una mejor explicación a las razones por las cuales el Gobierno Bolivariano ha tomado esta decisión, en Ciudad Caracas recibimos la visita de una economista de dilatada trayectoria, docente universitaria, articulista y escritora de varios libros, entre los que destacan: La Mano Visible del Mercado. Guerra Económica en Venezuela y Teoría General de los precios, salario, la producción y el dinero en Guerra Económica. Se trata de Pasqualina Curcio Curcio, que llegó muy puntual a la Cita con la Actualidad en la redacción de nuestro periódico, y muy cortésmente y con su voz muy pausada se sentó a conversar con nosotros sobre esta nueva reconversión que viviremos las y los venezolanos a partir del primer día del último trimestre del año.

—¿Qué debe hacer el gobierno para proteger esta nueva reconversión, y en especial el poder adquisitivo de las trabajadoras y los trabajadores venezolanos, de los hogares y de la familia venezolana?

—La reconversión monetaria no es otra cosa que una nueva expresión monetaria, una nueva escala monetaria. Es decir, el Estado que tiene un poder, como Estado, y dice que a partir del primero de octubre se le quitan seis ceros a la derecha a todas las expresiones monetarias; precios, salarios, incluso lo que usted tiene en su cuenta bancaria, todo va a amanecer el primero de octubre sin seis ceros a la derecha, incluyendo la cantidad de dinero que circula en la economía, que si son billones de bolívares aparecerán sin seis ceros a la derecha. Y eso lo puede hacer el Estado con el poder que tiene de fijar una nueva escala monetaria, y las escalas monetarias son aquí y en cualquier parte del mundo arbitrarias, son por convención, y en este momento la convención es que no nos podemos manejar con tantos ceros a la derecha, las calculadoras no dan para tantos ceros, los puntos de venta no dan para tantos ceros, entonces vamos a tener una nueva escala.

¿Y cuál es la nueva escala? Que lo que ahora es un millón va a pasar a ser uno, pero eso no significa que los valores en la economía hayan variado de un día para otro, los valores son los mismos; tú podrás intercambiar los mismos bienes que intercambiabas el 30 de septiembre porque su valor es el mismo, un kilo de arroz por un kilo de harina, tu salario va a tener el mismo valor, mucho o poco pero va a tener el mismo valor, lo único que con una nueva expresión.

El Bolívar se ha depreciado 3,1 billones por ciento desde el 2012

La docente universitaria explica que se ha llegado a esta nueva reconversión monetaria por el acelerado incremento de todos o casi todos los precios de los bienes y servicios, así como de las mercancías, desde el año 2018, cuando hubo una reconversión monetaria y se le quitaron cinco ceros a nuestra expresión monetaria, ya que a partir de esta época siguieron aumentando todos los precios, menos el de la principal mercancía que es el salario de las y los trabajadores, la fuerza de trabajo, que no ha aumentado en la misma proporción que el resto de los precios.

“El hecho de que todos los precios de la economía se hayan incrementado en grandes proporciones llevó al Estado al cambio de la expresión monetaria, un cambio de la expresión monetaria que no debería tener ningún efecto ni al alza ni a la baja de los precios, es solo un tema de Estado, porque a todas las expresiones monetarias se le van a quitar los seis ceros, no debería haber distorsión en la economía. Decir que va a haber inflación a partir del primero de octubre, no; y deflación, que bajen los precios, tampoco, es solo un tema de Estado”.

Curcio deja claro que la guerra económica y el ataque a nuestra moneda ha generado un desproporcionado incremento de los precios de bienes y servicios, y no es por la razón que arguyen algunos economistas y teóricos de la derecha, como es el de la escasez de productos o el de la emisión de dinero inorgánico; es decir, que el gobierno ha sacado, de manera irresponsable, más dinero a la calle para que la gente gaste, generando un incremento de los precios porque la gente gasta más.

“Eso no es cierto, ni teóricamente ni con los mismos números que emite el Banco Central de Venezuela (BCV), que reflejan que desde el 2012 al 2018 cayó el consumo de los hogares venezolanos en 50%”; es decir, que la familia venezolana está consumiendo la mitad de hace casi diez años, acota Curcio, y añade que tampoco es que el gobierno está gastando más dinero, lo que implica que no hay incremento del gasto público, que más bien se ha visto reducido en 32%.

La catedrática manifiesta que de igual manera la demanda agregada ha caído desde el 2012 al 2018 en 62%; por lo cual, por los números reflejados por el BCV, se puede inferir que los precios se han incrementado por la depreciación del bolívar, que ha sido, desde el año 2012, 3,1 billones por ciento, y la causa es sabida por todos: el ataque a la moneda y a nuestra economía.

“Que la moneda de un país en 7 u 8 años se haya depreciado en 3,1 billones %, hay que verle la cara. Ahora, la otra pregunta es, ¿por qué se depreció? Y cuando uno va a buscar económicamente no se consigue respuesta, porque ciertamente cayeron las reservas internacionales y el precio del petróleo, pero no da para explicar que la moneda se haya depreciado 3,1 billones por ciento. Entonces, cuando vamos a ver hay un comportamiento del tipo de cambio que no es normal, económicamente, sino que es más bien político y es de guerra, independiente de lo que está sucediendo en la economía, está siendo inducido por una manipulación política, en el marco de una guerra no convencional y multidimensional, y una de las dimensiones es la economía”, recalca Curcio.

El interés del imperialismo es hacer polvo el poder adquisitivo para generar desestabilización social

Indexación de la economía: arma para neutralizar ataque a la moneda

La economista precisa que el manejo del precio del tipo de cambio se hace a través de portales web como Dólar Today, que generan un efecto sicológico en la población y tratan de generar desesperación en el pueblo, que se ve imposibilitado de adquirir los bienes necesarios ante la estrepitosa caída de su poder adquisitivo, y por consiguiente, una desestabilización social y política.

Curcio explica que esto ha ocurrido porque en la economía venezolana ha estado jugando papel importante un cuarto factor, cuando por lo regular son tres: comprador, vendedor y el Estado. Este cuarto elemento es el imperio yanqui, que en procura de dar al traste con la Revolución Bolivariana ha usado todos los medios para atacarla, como es el caso de los portales web antes mencionados, que funcionan en territorio estadounidense y que reciben todo el apoyo de los gobiernos gringos.

“Al imperialismo no le importa la inflación, no le importa el tipo de cambio, sino el poder adquisitivo; entonces, ese es el principal objetivo y ese es el que hay que neutralizar”, acota la también escritora y articulista.

— Usted dice que el Estado venezolano tiene el poder para quitar esas seis ceros a la moneda, pero esos portales web también tienen poder para quitar y poner ceros. En esa lucha, cómo hace el Estado, que tiene poder para crear una nueva escala, para enfrentar al otro poder, en este caso una página como Dólar Today, que tiene poder para bajar y subir el dólar. Entonces, ¿el único poder que tiene el Estado es para quitar los ceros?

—No, tiene otros que se los otorga la Constitución, donde se señala que el Estado tiene el rol de la competencia de la política monetaria. El Estado tiene el poder para evitar los efectos del ataque al Bolívar.

Qué debería hacer el Estado para evitar que, cuando nos pongan ceros a la derecha, aunque estén los ceros, no nos deterioren el salario, el poder adquisitivo, que es lo que ellos tienen como objetivo final. Es decir, cómo hace el Estado para neutralizar el efecto del ataque al bolívar, que no es igual que derrotar el arma del ataque al bolívar, que eso puede ser otra política; pero cómo hago, yo como Estado, para aminorarla, porque tú me estás poniendo ceros a la derecha en todos los precios menos en los salarios y el presupuesto, entonces, qué hago como Estado, y es ahí donde entra la propuesta de la indexación de la economía.

La propuesta de la indexación de la economía, no del salario, es neutralizar el efecto que tiene el hecho de que nos manipulan el tipo de cambio todos los días. ¿Cómo? Bueno, tú me aumentaste el tipo de cambio y eso implica que automáticamente se incrementen los precios de los bienes y servicios; entonces, yo también aumento automáticamente el salario nominal y aumento automáticamente el presupuesto público, que también se rige por una ley. Que luego vamos a volver a tener más ceros a la derecha, sí, y vendrá de nuevo el Estado, con todo su poder, y le volverá a quitar los ceros.

La docente universitaria asevera que es un enfrentamiento de poderes importantes y recalca que el Estado tiene el poder para neutralizar el ataque con una indexación económica, que ayudará a confrontar al enemigo, que es el imperio yanqui y la derecha venezolana, en una guerra económica.

—El gobierno se ha aferrado a un argumento de que si no hay aumento de la producción no puede haber indexación salarial.

—La propuesta de la indexación de la economía incluye la indexación salarial. Lo que nosotros estamos diciendo es que con indexación salarial solo, no se resuelve el problema, porque necesitas aumentar la cantidad de bolívares en función de la nueva escala; es decir, necesitas indexar la cantidad de bolívares, indexar el presupuesto público, todas las expresiones monetarias tienen que referenciarse a esas manipulaciones del tipo de cambio a través de una unidad de cuenta que puede ser el Petro.

Curcio precisa que el tema de que primero es necesario producir para aumentar los salarios, termina siendo una trampa teórica en todo lo que está ocurriendo, y lo primero que debe hacer el Estado es reconocer que la inflación que aqueja a las y los venezolanos es producto de un ataque a nuestra moneda y de una depreciación inducida al valor de ésta.

La economista explicó que si solo se incrementa la producción y los salarios permanecen inertes, esta producción pudiera perderse, ya que las y los trabajadores no tienen el poder adquisitivo para adquirirla; por lo que no le quedará al productor sino exportar lo que ha manufacturado para generar divisas.

—Pero igual se hace necesario aumentar la producción y diversificar la exportación de productos, es decir, que solo dejemos de exportar petróleo.

—Venezuela no es un país monoproductor, y los números qué te dicen, que Venezuela desde 1976, cuando se nacionalizó la industria petrolera, de todo lo que se produce solo el 15% es producción petrolera, el otro 85% es producción no petrolera. Y qué hay en ese 85%, producción agrícola, producción ganadera, manufactura, construcción, servicios, electricidad, salud, educación, entre otros. Lo que si somos es monoexportador, es decir, exportamos practicamente petróleo y de paso lo hace el Estado, ese que los capitales llaman ineficiente y capta el 95% de las divisas que entran al país.
Se hace necesario diversificar la exportación para no seguir siendo vulnerables ante los cambios en el mercado petrolero, y por consiguiente se hace imprescindible incrementar la producción de otros rubros.

____________________

Zonas Económicas Especiales

Con respecto a las Zonas Económicas Especiales, la economista señala que tiene varias observaciones, ya que es necesario acotar que su ejecución y puesta en marcha no puede menoscabar los derechos laborales que ha logrado el sector obrero y trabajador de Venezuela.

“Las zonas económicas especiales buscan estimular a los grandes capitales extranjeros para la exportación. Pero ¿qué opino en el caso de Venezuela en las zonas económicas especiales? La primera pregunta que uno se hace es por qué vendría un capital de afuera; vendría buscando ganancias y ¿de dónde sacan las ganancias? de menores salarios”.

Curcio recuerda que nuestra Carta Magna, así como la Ley Orgánica del Proceso Social del Trabajo, Trabajadoras y Trabajadores (LOTTT), garantizan los derechos del sector laboral venezolano, por lo que no se puede flexibilizar los salarios y beneficios de los obreros.

“Hemos propuesto que quede por escrito en la Ley de Zonas Económicas Especiales que los derechos laborales quedarán protegidos y que en ningún aspecto serán flexibilizados”.

De igual manera, precisa que las Zonas Económicas Especiales no pueden socavar la integridad territorial ni la soberanía del Estado sobre el territorio nacional.

___________

Biografía Mínima 

Pasqualina Curcio Curcio es egresada de la Universidad Central de Venezuela (1992) y es docente titular en la Universidad Simón Bolívar (USB) con maestría en políticas públicas en el Instituto de Estudios Superiores de Administración, doctorado en Ciencias Políticas en la USB y estudios postdoctorales en Seguridad y Defensa de la Nación en la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela. Ha sido profesora invitada en distintas universidades, es articulista en medios de circulación nacional y autora de varios libros, entre los que destacan: La Mano Visible del Mercado, Hiperinflación. Arma Imperial y Teoría General de los Precios, Salario, Producción y el Dinero en Guerra Económica.

Texto Juan Carlos Pérez Durán | Fotos Vladimir Méndez