Noticias de juguetes | Las comiquitas alzan su voz

Armando Carías

0

Con el propósito de plantear su posición como artistas que afirman estar a la misma altura de actores y actrices “de carne y hueso”, se llevó a cabo el “1er. Congreso de Personajes de Historietas, Comiquitas y Dibujos Animados de Todos los Tiempos”.

El evento reunió a los más representativos personajes del género, héroes y villanos, actuales y del pasado, a color y en blanco y negro, en viñetas de suplementos y en animación computarizada; todas y todos unidos con el objetivo de ser reconocidos por su talento y capacidad para transmitir emociones y sentimientos.

Habla Chihiro

Reconocida como una de las mejores películas producidas en el presente siglo: “El Viaje de Chihiro”, animación ganadora del Óscar de la Academia y del Oso de Oro, de Berlín, narra la travesía de una niña de doce años que lucha por su libertad y la de sus padres.

—Por medio de mis gestos, mis palabras y mis silencios, transmito el alma de mi personaje.

—¿Y esos méritos no le corresponden al director de la película, al autor del guión y al dibujante?

—Una vez que la película se proyecta en la oscuridad de la sala, es libre. No le pertenece a nadie. Con las películas de animación sucede lo mismo que con algunos libros: el escritor pone la historia y el lector la imaginación. Otros nos escriben y nos dibujan, pero los que volamos somos nosotros.

—¿Chihiro tiene superpoderes?

—Todo lo contrario, Chihiro es una heroína dentro de su cotidianidad.

Lo que dice Peppa 

Palabras como solidaridad, diálogo y amor son características de esta serie protagonizada por “Peppa y su familia”, una de las comiquitas preferidas por las niñas y los niños.

Aunque Peppa reconoce que parte de su aceptación se la debe a quienes la dibujan y le prestan sus voces, no deja de defender el mérito que le corresponde: “una vez que salimos a escena cobramos vida propia y dejamos de ser un dibujo. Por eso este congreso es tan importante, porque nos permite expresar lo que llevamos por dentro, lo que el libretista no escribió”.

—Y en tu caso, Peppa, ¿qué quieres expresar?

—Me gustaría que las niñas y niños en edad preescolar, que es a quienes va dirigido mi mensaje, aprendieran técnicas sencillas de animación, con sus dibujos, con plastilina y un celular pueden hacer películas hermosas.

Al igual que Chihiro y Peppa, otros dibujos animados contemporáneos como Pocoyó, Paw Patrol, Bob Esponja, Avengers, Vegeta, Gokú y Minions; alzaron sus voces para solicitar justo reconocimiento a su talento interpretativo, sin por ello dejar de agradecer a quienes les dan vida.

¿Y qué dicen los clásicos?

Desde las viñetas de desgastados suplementos y comiquitas que hicieron las delicias de tus tátara-tátara-tátara abuelos; hicieron acto de presencia en este singular congreso infinidad de personajes que, pese a haber sido escritos y dibujados cuando tú no habías nacido, con toda seguridad conoces.

Similar reclamo en relación a sus méritos hicieron El Gato Félix, La Gata Loca, Las Urracas Parlanchinas, Meteoro, Johnny Quest, Scooby Doo, Los 4 Fantásticos, Shazam, Penélope Glamour, Chip y Dale, Mazinger Z, La Pantera Rosa, La Abeja Maya, La Hormiga Atómica, El Rey Leonardo, El Pulpo Manotas, Súper Ratón, Kalimán y hasta el mismísimo Condorito, quien fungió como vocero de los numerosos personajes que se resisten al paso del tiempo:
—Aquí estamos en este congreso, dejando de lado las diferencias, para hacer valer nuestro derecho a ser reconocidos por nuestros propios méritos.

Agradecemos a quienes con sus palabras y sus trazos nos han dado voz y movimiento, pero ha llegado el momento en que el mundo sepa que las comiquitas y los dibujos animados somos algo más que eso: somos el recuerdo de quienes nos conocieron en su infancia y nos evocan con nostalgia en el presente. Somos el descubrimiento y el asombro de una infancia, la actual, que se emociona con una obra maestra como El Viaje de Chihiro e igual se entrega ante la previsible desgracia del Coyote, eterna víctima del hábil y escurridizo Correcaminos.