¡Celac auspicia sustitución de la OEA!

J.J. Álvarez

0

Si la Organización de Estados Americanos (OEA) sigue dedicada descaradamente a los designios de Estados Unidos (EEUU), puede estar segura que está poniendo los últimos clavos a su ataúd. No hay duda que EEUU desde finales de 1823, en la época de James Monroe, promovió, en función del Destino Manifiesto, una nebulosa formulación denominada “América para los americanos” (por supuesto, para los del norte) con la cual todavía, a estas alturas del siglo XXI, tergiversa la realidad para apagar el fuego del reforzamiento de la independencia y soberanía de nuestras naciones.

En la VI Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), celebrada en México, el día 18 de septiembre de 2021, convocada por el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, se oyeron voces a favor de la creación de un organismo regional para sustituir a la OEA. El presidente López Obrador sostuvo que ese organismo debe constituirse con autonomía no lacayo de nadie, algo parecido a la Unión Europea, pero apegado a la realidad de nuestros países.

En la OEA está bien marcada la posición ultraconservadora y sumisa de su secretario general, Luis Almagro, a favor de la política injerencista de EEUU en los asuntos privativos de los países miembros e involucrada con la CIA en golpes de Estado, invasiones, magnicidios, asesinatos, injerencias, desinformación, etcétera, contra sus miembros. Un ejemplo reciente: La participación en el golpe de Estado contra el presidente de Bolivia, Evo Morales, en 2019. Lo que ha hecho la OEA es torpedear los cambios positivos de sus países miembros, alentando la contrarrevolución. Nada ha podido hacer a favor de la paz y contra el terrorismo y la droga en Colombia, donde nació la OEA en 1948.

En la cumbre de la Celac, en México, con la existencia de una unidad en la diversidad, se logró una articulación conjunta de sus miembros en los consensos y acuerdos en materia de fondos antiCovid-19 y acceso a las vacunas. Esfuerzos en posiciones comunes frente a los préstamos del FMI para las facilidades a los países en desarrollo ante desiguales accesos a los recursos. Creación de la Agencia Espacial de la Celac. Apoyo total al diálogo entre el gobierno venezolano con los opositores locales. Rechazo al bloqueo económico, comercial y financiero, extraterritorial impuesto por EEUU, entre otros.

La Celac es un freno al cinismo y descaro de la OEA.

J.J. Álvarez