AL DERECHO Y AL REVÉS | Alex Saab y el dulce de lechosa

Domingo Alberto Rangel

0

En verdad fastidian por repetitivos… predecibles, pero sobre todo por insistir en caminos fracasados.

Cada vez que un burócrata venezolano de rango mayor se escapa al exterior o lo capturan policías extranjeras… sobre todo las yanquis o españolas… en seguida las redes se llenan de boberías estilo “fulano pronto cantará como canario”.

O con la versión del pensamiento mágico… anti científico y tonto en el fondo… que sin decirlo explícitamente postula la inmediata caída del gobierno, a consecuencia de los secretos que se supone cantará el burócrata ladrón detenido, repitiendo un mantra vacío que Leopoldo López solía cantar a dúo, hace veinte años, con una profesora de periodismo que le coreaba sus necedades… sobre las supuestas propiedades del dulce de lechosa.

Crecí en Caracas y en nuestra casa familiar las Navidades eran comilonas donde pocas cosas faltaban incluyendo desde luego las hallacas, el pan de jamón y a veces el dulce de lechosa porque mi madre… eximia cocinera preparaba postres mucho más apetitosos.

Bien, en esos tiempos e incluso en el presente, nunca he escuchado persona seria postulando al dulce de lechosa como sucedáneo criollo del Día de Acción de Gracias que en la historia oficial gringa terminó siendo tergiversado con los indios salvando a los colonos. Pero eso es otro tema.

Así que conocida la llegada de Alex Saab a USA casualmente me topé con un personaje que se volvió viejo cambiando de partidos… antiguo militante de AD hoy recalado en VP… quien al verme me picó el ojo y dijo “este año s comeremos dulce de lechosa”… como intentando tapar con la mención de ese plato navideño… los robos del interinato y el papel de López en ellos.

La picada de ojo valió los refunfuños de mi compañera quien solo se calmó cuando el conocido soltó el consabido “ante la DEA va a cantar Saab como un canario”.

No perdí tiempo con semejante razonamiento pero me parece que la bobería merece ser comentada: lo primero es recordar que ni Saab… ni El Pollo o la Enfermera… saben secretos que la inteligencia yanqui ignore. Y los detalles son para guionista de telenovelas.

Entonces… ¿para qué secuestran a Alex Saab el último día del gobierno de Cabo Verde que perdió las elecciones con los socialistas de aquella isla?

La respuesta a mi juicio es obvia: Estados Unidos no cambia de política como el señor Ecarri de gobiernos y con nosotros o Cuba no quieren nada.

Prefieren gente cretina o ladrona como el interino.

Pero Colombia también figura en la ecuación: para Duque es un peligro la mera existencia de un personaje como Alex Saab quien, merced a las sanciones, en pocos años pasa de mediano mercader a rico con jet privado y así como la envidia hace de las suyas… las ganas de escalar también.

Para el gobierno colombiano Saab es un mal ejemplo de negociante que en pocos años prospera trabajando con el gobierno venezolano. Y no lo puede tener en una cárcel colombiana porque lo volverían un ídolo.

De manera que la “solución” es enviarlo a USA para ser juzgado… a pesar del pasaporte diplomático… por lavado lo que es un chiste.

Si de lavado se trata no necesitan extraditar colombianos porque en USA de ese laburo viven muchos banqueros pero el imperio decadente envía un mensaje “a pesar de Afganistán aún somos muy fuertes”.

Termino: como libertario protesto la obstaculización por parte de los gobiernos yanquis del derecho a la libertad de comercio… piedra basal del capitalismo popular… y del otro.

Pero eso no lo entenderán los secuestradores de la oposición… para ellos el debate político pasa por comer o no dulce de lechosa en diciembre.

Domingo Alberto Rangel