Caracas Ciudad Caribe | Elecciones 21 N: cita del pueblo con su historia

0

El pueblo venezolano está viviendo una de las horas más trascendentales de su historia contemporánea, en las cuales le tocará nuevamente decidir su destino como pueblo y como nación. Luego de la desaparición física del Comandante Chávez, tanto la derecha imperial como la contrarrevolución interna decidieron que había llegado el momento de jugarse el todo por el todo para destruir la Revolución Bolivariana. El golpe de Estado continuado que comenzó desde el mismo momento en que fue electo presidente de la República en 1999, se fue acelerando cada vez más hasta culminar en el bloqueo y las sanciones ilegales que nos ha impuesto el imperio estadounidense, las cuales han sacudido, por su violencia y su crueldad, hasta los cimientos de la sociedad venezolana.

La hora crucial que estamos viviendo ha servido para demostrarnos hasta la saciedad que la única manera de resolver esta situación dilemática a la cual se enfrenta la Revolución Bolivariana es, como está haciendo nuestro presidente Nicolás Maduro, profundizar cada vez más el proceso revolucionario. El pueblo venezolano, sabio y paciente, le comunicó al liderazgo revolucionario en diversas oportunidades su convicción de que es necesario completar sin vacilaciones los postulados de la Revolución expuestos por el Comandante Hugo Chávez. Es por ello que, sobreponiéndonos a la cruel campaña de amedrentamiento físico, mediático e ideológico montado a nivel nacional e internacional por el capitalismo, debemos asistir disciplinadamente a consignar nuestro voto el próximo 21 de noviembre. Este voto no es un simple gesto popular, es la expresión de nuestra voluntad de lucha por alcanzar las metas revolucionarias que determinarán la construcción de un futuro de paz en libertad, que sirva como fundamento a una nueva sociedad venezolana que estará enmarcada en un socialismo bolivariano chavista, popular y comunal. Está surgiendo una nueva dirigencia revolucionaria venezolana popular, joven, constituida por mujeres y hombres formados en los ideales de la Revolución Bolivariana, con un alto nivel de conciencia política, que ha de tomar en sus manos la dirección de este proceso. Por primera vez se reúnen en un mismo movimiento político representantes de todos los sectores sociales que conforman la sociedad venezolana, incluyendo un amplio sector de la clase media no chavista que decidió motu proprio unir su destino al resto de los revolucionarios venezolanos para lograr finalmente esa sociedad solidaria que todos deseamos. Este hecho será uno de los más resaltantes del 21 de noviembre, porque manifestará la voluntad del pueblo venezolano de unirse por encima de las diferencias políticas coyunturales que han pesado fuertemente sobre la integridad de la patria venezolana. Finalmente, hemos llegado también al momento de enfrentar, como en 1811, la fuerza de un imperio, en este caso Estados Unidos, que intenta despojarnos de nuestra soberanía y nuestra independencia, apropiándose de las riquezas que son patrimonio de todas y todos los venezolanos. Una cosa es cierta: ya nada será como antes. Nuestra tarea es tratar de estructurar juntos, según nuestras diversas experiencias, un bloque de ideas, un aporte a los camaradas que serán electos para construir el nuevo futuro de la sociedad venezolana.

Mario Sanoja Obediente/Iraida Vargas*
Cronistas de Caracas