Tres en 1 | Nueva estructura en Monómeros

Roberto Malaver

0
El G-4 anda preocupado porque Guaidó propone una nueva estructura para Monómeros y ahora nadie quiere aceptar porque ya no queda nada que robar

—Yo soy inocente.

—Tú eres ladrón.

—Y tú también.

—Estamos cantando el golpe tocuyano.

Antonio Ledezma y Henry Ramos Allup estaban enfrentados por Monómeros a través de las pantallas de sus computadores. Hasta que Ledezma habló del golpe tocuyano y Ramos Allup sonrió.

Estaban esperando a otros invitados por zoom y el próximo que apareció fue Julio Borges.

—Aquí el único inocente soy yo, que fui el primero en denunciar ese atraco a cartera armada, dijo Borges al entrar.

—Fuiste el primero en denunciar para tratar de salirte del atraco, pero tú también estás ahí, le dijo Ledezma.

—Nosotros no somos empresario, somos políticos, es verdad que vivimos de los empresarios, pero no sabemos gerenciar empresas.

—Tampoco sabemos gerenciar partidos, miren lo que me pasó a mí con Bernabé, dijo Ramos Allup.

Y Manuel Rosales entró en la pantalla y al oír aquello soltó la risa y dijo:

—Dejen eso para después que ando en campaña electoral y ustedes saben que ese dinero viene de allí, de Monómeros.

—Ni ganando la Gobernación del Zulia vas a tener dinero para pagar todo lo que se han robado, dijo Ledezma.

—Hay que buscar un fideicomiso urgente para ver si evitamos que Duque se quede con Monómeros, dijo Borges.

—Parece que ya no queda nada, hasta el queso que había en la mesa se lo llevaron, dijo Ledezma.

Y en ese momento entró a la pantalla Leopoldo López, diciendo:

—El tiempo largo se me hace corto y el tiempo corto se me hace largo.

—No estamos para escuchar hablar de química, dijo Rosales.

—Es poesía pura, le gritó Leopoldo.

—Es verdad que el tiempo largo se te hizo corto para robar, contestó Borges.
Leopoldo López sonrió y tomó la palabra.

—Vengo a decirles que no nos queda otra salida…

—Tú sabes mucho de salidas, le replicó Ramos Allup.

El poeta López volvió a sonreír con una cara de trastornado y dijo:

—El compañero presidente, o sea Guaidó, está proponiendo una nueva estructura y nosotros tenemos que elegir a la gente que va a estar ahí gerenciando la empresa para ver si la salvamos.

—¿Y qué pasó con la denuncia de Calderón Berti?, le preguntó Ledezma.

—Eso no va, contestó Leopoldo.

— Claro, no va porque tiene razón, volvió a decir Ledezma.

Por un momento hubo un silencio general y el perro Chicharrón aprovechó para subir a las piernas de Ramos Allup, quien le dijo:

—Cuidado Chicharrón que me jodes el motor.

Y volvió de nuevo el silencio, hasta que Julio Borges preguntó:

—¿Aprobamos la nueva estructura o le decimos no es no?

—No es no, dijo Manuel Rosales.

—Con ese no es no nos fue muy mal en la campaña pasada, dijo Ramos Allup. Mejor votamos. ¿Estamos de acuerdo con la nueva estructura?

Y en la pantalla de la computadora que el cuñado de Ramos Allup le había traído desde Miami, los miembros caídos del G-4 comenzaron a levantar la mano. Julio Borges levantó la mano diciendo que no. Y Manuel Rosales igual. Y Leopoldo López no levantó la mano. Y

Ramos Allup levantó la mano diciendo que no. Y al final dijo:

—Una vez comprobados los votos, por mayoría se decide que no estamos de acuerdo con la nueva estructura, además, ya no queda nada que robar.

Apagó la computadora y, viendo el retrato de Rómulo Betancourt que estaba en la sala, le dijo;

—Está difícil ese we will come back, compañero, Rómulo.

______________

Retrato Hablado 

“Cada generación, sin duda, se cree destinada a rehacer el mundo. La mía sabe, sin embargo, que no lo rehará. Pero su tarea quizás sea más grande. Consiste en impedir que el mundo se deshaga”. Albert Camus, ese gran escritor, supo enfrentar la vida y asumir sus compromisos. Fue novelista, dramaturgo, ensayista y periodista. También fue uno de los intelectuales más reconocidos del siglo XX en Francia. Condenó siempre la violencia y como existencialista, defendía la disidencia. En 1942, cuando publica El Extranjero, ambientada en Argelia, empieza a ser conocido. Luego vino su ensayo El mito de Sísifo, y más adelante, en 1947, publica La peste, así, Camus se fue haciendo más fuerte en su campo. Tuvo una polémica con Jean Paul Sartre en torno a la política que asumía. En 1957 fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura. Pero después muere en un accidente de tránsito el 4 de enero de 1960, en Francia. Había nacido el 7 de noviembre de 1913, en la Argelia francesa.

___________

El Viernes de Lira