ASÍ DE SENCILLO | Oveja negra

Maritza Cabello

0

Crees que eres diferente, rebelde e irreverente. Vas por la vida desafiando, llevando la contraria como adolescente eterno. Si todos dicen blanco, tú buscas y ves con ojos escrutadores, ves con el alma y, por supuesto encuentras, que también hay negro.

Entonces, expones tu punto de vista con seguridad. A veces altanero y vanidoso.

Sí, eres diferente como el salmón. Mientras todos van, tú vienes.

No perteneces a los borregos que a todo asientan ni a la masa que todo compra.

Crees que la forma de vivir que decidiste es la que no hace daño.

La frontalidad ante todo, la naturaleza, el respeto animal, ¡abajo las industrias! ¡Que se acabe la producción en masa!

Pero por tu naturaleza investigadora, te das cuenta que eres parte de otro rebaño. Sí, del rebaño de los diferentes ¡Otro grupo del mercado! A los que se les ofrece lo que no adquiere el montón. Te das cuenta que los diferentes están acabando la tierra con las siembras exageradas de eucaliptos, palo Santo, algodón, soya y sándalo.

No hay escapatoria. Todos son parte del mercado, en especial la oveja negra que por diferente es chic, lo que significa que sus productos son exclusivos más costosos, como debe ser.

Maritza Cabello