ASÍ DE SENCILLO | Hastío

Maritza Cabello

0

 

Empujo mis sesenta kilos.
Pesa, duele, agota.
Me convierto en una masa amorfa.
Mientras surgen los porqué, para qué
De todos los días.

El cuerpo no cabe en el uno sesenta.
Pesa, duele, agota.
Las manos se desprenden.
Bordan la pena, cosen la tristeza.
Los pies se calzan.
Hayan caminos, hayan respuestas.
Cuerpo mío.
Te llevo a cuestas.
Pesa, duele, agota.
Me descubro hippie trasnochada-
No quiero creer, pero creo.

¡Vamos, muévete!
Hay momentos que la vida.
Pesa, duele, agota.

Maritza Cabello