Irán: Envío de petróleo a Siria y al Líbano, otra derrota para EEUU

0

Las exportaciones de petróleo y combustible de Irán a Siria y al Líbano constituyen otra derrota vergonzosa para EEUU, destaca un portavoz militar iraní

24/11/21.- El portavoz del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general Ramezan Sharif, afirmó este miércoles que la industria petrolera tiene un papel decisivo en la economía del país persa, por lo tanto, es blanco de las restricciones de los estadounidenses, que desde el comienzo de la guerra de ocho años impuesta por Irak (1880-1888), intentaron frenar las exportaciones de petróleo de Irán.

Sin embargo, agregó el vocero, Irán ha defendido con toda fuerza su independencia, su seguridad, sus intereses nacionales y el flujo estratégico de energía, gracias a la capacidad y la valentía de las Fuerzas Armadas del país.

“Las exportaciones de petróleo de Irán a varios lugares del mundo, incluidos Siria y Líbano, bajo la espada del enemigo, es otra vergonzosa derrota para los estadounidenses”, declaró al respecto.

El general Sharif agregó que los enemigos están tratando de recuperar su reputación perdida a través de operaciones psicológicas y mediáticas, pero no han conseguido cosechar nada especial, refiere el portal de HispanTv.

Informe: Otro petrolero iraní descarga condensado en Venezuela | HISPANTV

Aumento de exportaciones de Irán indica fracaso de la “presión máxima”

El Líbano es objeto de la guerra económica de EEUU y el envío de combustible al país árabe por Irán se ha concretado, a pesar de las advertencias de Washington y el régimen de Israel, un hecho que ha roto, según expertos, con la hegemonía del país norteamericano.

Por otro lado, las sanciones occidentales y estadounidenses, aplicadas desde el comienzo de la crisis en Siria, han obstaculizado el acceso del país a sus necesidades petrolíferas. Es más, cada vez surgen más reportes sobre el robo por EEUU del petróleo sirio.

El aumento de las exportaciones de Irán es un indicador del fracaso de la llamada campaña de “presión máxima”, con la que la anterior Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, pretendía “reducir a cero” la venta de petróleo iraní y obligar a Teherán a renegociar el acuerdo nuclear de 2015, del que Washington salió en mayo de 2018.

Según las evaluaciones, el país persa, cuarto mayor poseedor de reservas de petróleo en el mundo, logró aumentar las exportaciones desde el cuarto trimestre del año en curso.

CIUDAD CCS