ARRIMANDO LA BRASA | Dos regalos de alto espectro

Laura Antillano

0

La FILVEN 2021 y el espectacular concierto de la Orquesta más grande del mundo de nuestro Sistema Nacional de Orquestas han sido dos eventos culturales apoteósicos y en continuidad, que revelan un ritmo en esta área potente y de enorme participación colectiva, que no podemos ignorar.

Ayer conversaba con un médico traumatólogo amigo y él me leía un libro que culmina de escribir, en el cual insiste en como sus pacientes escritores, artistas plásticos o cineastas, con “herramientas” ligadas a sus oficios creadores, son capaces de superar o resistir problemas óseos de origen traumatológico con cierta facilidad, mientras estén inventado algo relativo a sus oficios como creadores de arte.

En buena medida creo en sus palabras y ello va en coordinación con lo inicialmente anotado en esta crónica.

Es importantísima la formación escolar y en todo el proceso de formación en el territorio de los llamados “poderes creativos del pueblo”. El contacto con el arte y la literatura tiene que tener el nivel del que se desarrolla en el deporte y áreas prioritarias en todos los escalones de la formación educativa.

La FILVEN tuvo muchos lugares de exposición con diversos contenidos y muy diversas actividades relativas a presentaciones de libros, actuaciones musicales y otros. Probablemente lo que no tuvimos como información fue el panorama general de las mismas como estamos acostumbrados, y esta vez las redes sociales eran fundamentales para enterarnos de lo que había aquí y acullá. Pero el hecho es que aquello estaba lleno de gente continuamente.

Y en cuanto al gran concierto de la Orquesta Juvenil también las redes fueron fundamentales, verlos por televisión fue una gloria, pero imagino que presencialmente la emoción iría en aumento.

Ver a tantos jóvenes de toda Venezuela (la logística para reunirlos merece un aplauso por impecable) en función de llegar a Caracas y hacer esa enorme presentación fue un hecho espectacular, maravilloso.

Rara vez la Cultura como un bien para todos acoge un colectivo tan grande en un país, con la música y la lectura se engrandeció la presencia cultural terminando este año, y son hechos imposibles de ignorar.

Felicitamos a Ernesto Villegas Ministro, y también a cada una de las personas que convocaron y trabajaron como hormiguitas para que ambas gigantescas actividades fueran realizadas para beneficio de todos. Y ahora esperamos que la correlación se produzca en cada uno de nuestros estados venezolanos.

Laura Antillano