Soneros invitan a la Unesco a bailar son cubano

0
El movimiento Retomando El Son agrupa a músicos, bailadores, melómanos y cultores de distintos países del mundo.

El son cubano, género musical originario de la región oriental de la mayor de las Antillas, ha sido la base para producir amalgamas musicales derivando en nuevos ritmos en distintas partes del mundo, verbigracia la “salsa”, la cual es tal vez la más popular de estas fusiones.

Por este motivo, melómanos, bailadores, músicos y amantes del son –tanto en Cuba como en distintos países donde se cultiva este género– se han agrupado en un movimiento (Retomando el Son), el cual está liderado por el poeta y compositor cubano, Luis Llamo, aspirando a que este sabroso ritmo reciba el reconocimiento de la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad (PCIH).

—¿Por qué piensas que el son cubano debe ser declarado PCIH?

—Creo que el son debe ser declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, por ser semilla, raíz y tronco del gran árbol “padre” indiscutible de muchos otros géneros musicales tanto en el Caribe como en otras partes del mundo. La esencia del son está presente en el son montuno, la guaracha, el mambo, el danzón… además de otras formas musicales más contemporáneas, entre ellas el songo, la timba y la salsa.

—¿Es el son netamente cubano, o recibió influencia alguna de otra región del Caribe o del mundo?

—Es evidente que la cultura europea, la africana y la asiática (recordemos que la cultura árabe estuvo presente en España por más de 7 siglos) dejaron su huella en nuestra América, la fusión de estas culturas trajo como resultado en Cuba el complejo genérico del son, así como incidieron en las culturas indoamericanas como las aztecas, mayas y los aborígenes que llegaban de la costa de Venezuela a la costa sur oriental de Cuba.

—A muchos países llegó el son como una moda, luego dejó de escucharse. En Venezuela una vez que llegaron las primeras agrupaciones soneras de Cuba, se formaron otras locales, es decir que acá echó raíces. ¿Tu opinión al respecto?

—El pueblo venezolano fue cautivado por esta pasión musical desde 1926 con el sexteto Boloña y en 1933 con el trío Matamoros, y luego con todas las grandes orquestas y conjuntos, como Arsenio Rodríguez, Aragón, Casino de la Playa, Sensación, América y reconocidos cantantes como Benny Moré, Miguelito Valdés, Celia Cruz, Barbarito Diez, Pérez Prado, hasta los tiempos actuales, de manera que pudiéramos decir que en Venezuela efectivamente el son echó raíces. Tanto así que ha producido al más grande intérprete de la música cubana como lo es Oscar D’ León, ídolo absoluto en toda Cuba.

—¿Cómo van los trámites para conseguir este objetivo?

— Ya se está cerrando el expediente para ser presentado a la Unesco. Y creemos que correrá la misma suerte de la rumba, el punto cubano y el bolero, los cuales ya han recibido el reconocimiento.

—¿Actividades, una vez conseguido el propósito?

—Muchas, pensamos hacer desde simposios, festivales, concursos, programas televisivos, grabaciones discográficas, documentales, entrevistas, videos, etc., hasta crear lugares recreativos donde se pueda estudiar y disfrutar de las esencia de este ritmo con sus elementos asociados como las “Casas del son”, donde se puedan apreciar agrupaciones en vivo.

CIUDAD CCS / FIDEL ANTILLANO