27F de la oposición

0

Las derechas padecen la nostalgia del eterno retorno. Creen que quienes no votaron por el chavismo están de su lado. Ven Miraflores a la vuelta de la esquina. Supongamos que este negado escenario ocurre. Se lanzarían a aplicar sus políticas neoliberales, como lo hizo Pérez en 1989. El FMI impondría sus recetas. No es una profecía, es lo que hacen en todos los países, es su dogma, ¿o su naturaleza?  La quimera o llantén “éramos felices y no lo sabíamos” repetiría la historia del retorno a la “Gran Venezuela”, esa que desembocó en el estallido del 27 de febrero de 1989, cuando Gonzalo Barrios gimió: “hemos recibido el beso mortal del FMI”.

EARLE HERRERA