ENTORNO GLOBAL | Concertación y diálogo político en América Latina. A 10 Años de la Celac

0

La Celac… es la más alta expresión de nuestra voluntad de unidad en la diversidad, donde en lo sucesivo se fortalecerán nuestros vínculos políticos, económicos, sociales y culturales sobre la base de una agenda común de bienestar, paz y seguridad para nuestros pueblos, a objeto de consolidarnos como una comunidad regional.

2 y 3 de diciembre de 2011, Declaración de Caracas.

 

A 10 años de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, la Celac, y la reciente IV Cumbre desarrollada en el mes de septiembre en la ciudad de México, se demostró la vigencia e importancia de la unidad y desarrollo entre los países de la región.

La cumbre permitió recordar las raíces y fundamentos de la Celac, como confluencia del Grupo de Río y la Cumbre de América Latina y el Caribe sobre Integración y Desarrollo (CALC).

Un Grupo de Río fundado en 1986, caracterizado por ser un espacio de concertación política, un mecanismo permanente de consulta de América Latina y el Caribe, creado en Río de Janeiro, y que contiene la experiencia del Grupo Contadora (1983) y Grupo Apoyo a Contadora (1985), quienes establecieron un sistema de acción conjunta para promover la paz en Centroamérica, especialmente frente a los conflictos armados en El Salvador, Nicaragua y Guatemala, que amenazaban con desestabilizar toda la región, así como un espacio de presión para una atenuar la presencia militar de Estados Unidos en la región.

Por otro lado, la CALC se planteó en diciembre de 2008 en Brasil, con el propósito de impulsar la articulación de los procesos de integración y el desarrollo de los Estados miembros, especialmente frente a retos tales como la crisis financiera global, la crisis económica y la crisis alimentaria, entre otros.

En 2010, se efectuó la última reunión de Grupo de Río y CALC, y en este marco se celebró la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, con el propósito de dar origen en la Declaración de Caracas de diciembre de 2011, y a Venezuela como protagonista, a la Comunidad de Estados Latinoamericano y Caribeños, la Celac.

La Celac en estos 10 años nos plantea, en el marco de la actual presidencia pro tempore de México, un plan de trabajo 2021 que aborda en sus ejes transversales de acción la:

  1. Reactivación Económica Regional.
  2. Relacionamiento con socios extrarregionales:
  3. Fortalecer las actividades en el marco del Foro Celac-China.
  4. Fortalecer el diálogo birregional Celac-Unión Europea, atentos las áreas de interés definidas previamente con la región.
  5. Acercamientos con la Unión Africana y con la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean).
  6. Reactivar el mecanismo permanente de diálogo político y cooperación Celac y la República de la India.
  7. Medio ambiente y cambio climático.
  8. Igualdad, género y diversidad.
  9. Innovación.
  10. Integración Latinoamericana y Caribeña.

En atención al relacionamiento con socios extrarregionales, se celebró la III Reunión Ministerial del Foro China-Celac (el 3 de diciembre), espacio de siete años de conformación que tiene el objetivo de fortalecer la solidaridad y promover la cooperación Sur-Sur, que ha hecho de este mecanismo una importante plataforma de beneficio mutuo, promoviendo las relaciones entre China y América Latina y el Caribe hacia la promoción de la igualdad, innovación, apertura y beneficio mutuo para los pueblos.

En este espacio, Venezuela ha reafirmado a través de su canciller, la propuesta del presidente Nicolás Maduro de crear la Secretaría General de la Celac presentada durante la Cumbre de Jefes de Estados y de Gobierno en septiembre 2021, potenciar la cooperación China y América Latina y el Caribe, destacando la Iniciativa de la Franja y la Ruta y la Iniciativa china de Desarrollo Global, presentada por el presidente Xi Jinping en el 76º Período de Sesiones de la Asamblea General de la ONU.

El Grupo de Río aportó un legado de concertación política para la solución de conflictos regionales, la CALC cohesionó la región para dar prioridad y colocar en la agenda, las principales crisis que impactaban la sociedad latinoamericana y Caribe, y la CELAC, hoy más que nunca, demuestra su vigencia para buscar la unidad en la diversidad, para enfrentar juntos el covid y avanzar en una agenda de desarrollo propia.

La voluntad política de los Estados miembros nos permitirá alcanzar objetivos comunes y la paz en la diversidad.

Orelys Castillo