Candilejas y Aplausos | Los Pecaya le apuestan a la gaita divertida con un tema serio

0
Tienen un álbum nuevo con 14 temas y harán varios videoclips, para el 2022.

Los Pecaya es un grupo conformado por cuatro tipos serios en el humor que han hecho giras por todos los circuitos de rock and roll del país.

También han tocado en festivales importantes como El Convite, sin dejar a un lado otros escenarios importantes como la sala Ríos Reyna, del Teatro Teresa Carreño, el Centro Cultural Parque Central, así como la Plaza Diego Ibarra y Los Caobos.

Hasta estuvieron en la entrada del edificio donde funciona la redacción de Ciudad CCS, en la esquina de Gradillas, que fue el concierto que más disfrutaron, porque aseguran que fue el más divertido, ya que se hizo directamente en la calle con la gente sorprendida que bailó y gozó con ellos.

Tienen ya casi siete años tocando juntos Juan Carlos Yegres (bajo), Humberto Lira (batería), Daniel Yegres (Vj) y Eduardo González (guitarra), y desde entonces han conformado un núcleo sólido para ofrecer lo que ellos llaman rock erótico y rockocuy, géneros que ellos crearon y que han calado en el público.

Hasta ahora han publicado el disco Fingiendo demencia y pronto lanzarán otro que se llamará Pasive agresive, a propósito del llamado “lenguaje inclusivo”. Y por ahí se fueron con el tema La gaita de les compañeres, que estrenaron esta semana y tendrá un videoclip que grabarán en la parroquia 23 de Enero este sábado 11 de diciembre.

Estos cuatro pecayeros hablaron en colectivo acerca de sus proyectos.

—¿Por qué se salieron esta vez del rock erótico?

—Jamás nos hemos salido del rock erótico. Más bien le hemos incorporado elementos desde nuestra perspectiva. Hay algo medio loco: la gente dice que el rock es solo de instrumentos eléctricos y no. El rock and roll es una actitud hacia la música, hacia la expresión artística, así que decidimos desde lo más popular decembrino, que es la gaita, hacer una propuesta rockera sobre un tema muy serio.

—¿Por qué se plantearon esta gaita?

—Decidimos salir con la gaita porque es un tema que nos llama mucho la atención. Hemos participado en muchos eventos, a partir de la idea de que somos representantes del rock erótico, para apoyar la causa de la diversidad sexual. Hace un par de años participamos en la marcha gay venezolana.

Somos el único grupo de rock heterosexual en Venezuela que apoya la lucha de la diversidad pero, además, con este tema es muy importante para nosotros dar a conocer una postura que le dé cabida al humor, porque es la forma más eficiente de comunicar, de hacer reflexionar a la gente.

Intentamos hacerlo desde el humor sobre un tema del que tenemos un gran compromiso y que, además, tenemos una gran sensibilidad. Creemos en ese asunto hacia la sociedad y la humanidad más humanitaria, más sensible, más gentil. Se trata de establecer unos códigos para coexistir porque tenemos que aprender a vivir entre seres humanos.

—¿Se divirtieron haciendo esta gaita?

—Fue una gozadera porque ninguno es músico de gaitas. Fue un gran acto de osadía. Buscamos expertos, una gente seria que sabe de esto. Nos chuleteamos y nos ayudaron muchísimo. Con los arreglos de Manuel Barrios logramos una gaita que se parece a una expresión caraqueña de este género. Fue muy divertido porque nos adentramos a un mundo que no es el nuestro y fue realmente un descubrimiento.

—¿Qué piensan del lenguaje inclusivo?, ¿es realmente inclusivo?

—Al principio la gente reniega porque le parece incómodo, como todas las cosas que son diferentes. Todo lo que intenta cambiar el status quo es incómodo. Todo lo que construye unos nuevos códigos de interacción, de comunicación, es incómodo. Por la estabilidad siempre habrá resistencia a lo que surge nuevo. Para nosotros el lenguaje incluyente es una gran herramienta para discutir los temas centrales de la diversidad sexual, los derechos de género, la lucha contra la violencia hacia la mujer, los elementos para la integración, así como los derechos jurídicos, civiles y políticos que sean incluyentes. Nosotros creemos en una sociedad más democrática, más incluyente, más diversa y por eso hemos asumido ser parte de esa lucha sin formar parte de la comunidad LGBT, por ejemplo.

—¿Piensan hacer esta canción en otros géneros?

—Estamos buscando seguir hablando de ese tema en otros géneros. Tenemos una onda nueva. Ya estamos listos para principios del año que viene trabajar en otros géneros que van asociados a nuestra visión sobre la ciudad, sobre la sociedad. Seguramente abordaremos este tema nuevamente en otro género, quizá en merengue apambichao, raspacanilla o en merengue rucaneao con distorsión.

—¿Qué otros proyectos tienen próximamente?

—Vamos a grabar el videoclip de La gaita de les compañeres y haremos el lanzamiento de varios sencillos. Vamos a avanzar con eso porque tenemos un álbum nuevo de 14 temas. Vamos a hacer también los videoclips. El año que viene sacaremos material nuevo muy regularmente.

Rocío Cazal
rociocazal@gmail.com