MEMORIAS DE UN ESCUÁLIDO EN DECADENCIA | NavidAD

0

¡Vengo del olivo y voy pal olivar! La renuncia del canciller Matemático Borges nos dejó locos de bola a bola. Dicen que se encontró con el poeta López en Barranquilla en uno de esos congresos inútiles donde invitan a la gente para que crean que son importantes, y allí le dijo Matemático Borges: “Poeta, he renunciado a ti. No era posible / Fueron vapores de la fantasía”. Una manera muy inteligente de renunciarle a un poeta. Y en ese momento se armó la de Dios es Cristo. La noticia corrió como reguero de Twitter y todo el mundo lo supo, y en Estados Unidos, Carlos –Dólares– Vecchio se agarró duro a la silla porque como embajador no sabía qué hacer. Y los chavistas gozando una bola y parte de otra por culpa de nosotros que siempre se la ponemos bombita. Borges declaró que ya no tiene sentido seguir con ese interino al hombro, que no hace nada, y que eso no es política, sino corrupción, y al carajo los enfermos. Y ahora quien está buscando un amigo, aunque sea secreto, es Juan Guaidó, porque no lo quiere ni la fabulosa Fabi, Nevera vacía. Embajada Radonski también lo abandonó y le dijo un montón de vainas, y nos quedamos sin cabeza, no hay líder en la oposición y ahora uno quedó como dicen los margariteños, como volador sin rabo.

Y para más vaina, en la ONU 117 países decidieron reconocer al dictador, y solo nos quedan 16 países que están dispuestos a seguir fracasando con nosotros, menos mal que el primero de esos países es Estados Unidos, los demás son una comparsa de jaladores, entre ellos Colombia, Chile, Paraguay, Costa Rica y mejor no sigo, porque da pena, penita, pena, nombrarlos. Es decir, nos apoyaban 60 países, o mejor dicho, miles de países, como dijo la primera combatiente del nuevo presidente interino, el poeta López, ahora nos quedan 16. Y no nos da pena la vaina, por el contrario, ahí seguimos, hasta que el cuerpo aguante. Y la vergüenza también.

Y con las elecciones en Linda Barinas los golpistas decidieron creer en los votos, y el interino se fue hasta allá a levantarle la mano primero al visitante del hotel Penélope con su bolso de piel marrón, y después a la esposa del anterior porque lo inhabilitaron, y antes nos había dicho el interino que no creía en estas elecciones, y cómo es la vaina, preguntó la compañera Nitú Pérez. Ahora hay como treinta candidatos y los analistas, que siempre la pegan, dicen que 28 candidatos están puestos allí por el dictador, es que tenemos una cabecita tan bonita, tan bonita, como tú. El dictador se está jugando una buena carta, en Linda Barinas, un hombre que ha sido vicepresidente ejecutivo, canciller, ministro y ahora candidato a gobernador, pero antes tuvo un programa en el canal ocho donde le preguntaba cosas a la gente. En cambio nosotros tenemos en Barinas a un tal Garrido que no lo conoce nadie, que te lo cuente Paco, si quiere.

El papá de Margot estaba sentado y viendo televisión y dijo: “Esta navidad es adeca. Tenemos tres gobernadores adecos, uno en Margarita, otro en Zulia y otro en Cojedes, es decir, tenemos una NavidAD, y si gana Claudio el 9 de enero, serán cuatro los compañeros adecos, y mientras tanto Ramos Allup sufre, ama y espera”. Y se fue al cuarto y agarró la puerta y le metió ese coñazo tan duro que la vecina gritó: “Anda a comer hallaca, desgraciado, para ver si dejas de tirar esa puerta”

—Dime que me quieres, que me adoras más -me canta Margot.

Roberto Malaver