ASÍ DE SENCILLO | Exposición

0

Exposición.
Era el museo más grande del mundo. Esta vez presentaba su gran colección humana 2021.
En gigantes instalaciones estaban expuestos cientos de seres clasificados según su comportamiento.
¿Quién lo hizo? La respuesta era un gran misterio. Unos decían que el autor era el Sistema, otros aseguraban que eran alienígenas, se escuchaba por los rincones que se trataba de una estrategia política, que era aprovechada por los politiqueros de oficio. Nadie sabía en realidad a quién se le había ocurrido presentar semejante performance.
Lo cierto es que allí estaba, abierto al público para que cada quien pudiera observar de cerca las distintas caras del ser humano.
Pasó que de un día para otro. En cada hogar iban desapareciendo miembros de la familia. Se dedicaron a buscarlos sin éxito y, ¡sorpresa!, un día apareció el museo acompañado de una música incidental, mezcla electrónica acústica que resultaba agradable para todo el que pasara cerca o lejos.
Las personas expuestas estaban en unas vitrinas que no eran de vidrio ni de plástico, pero sí transparentes, cambiaban la forma y con ellas la disposición de los que estaban dentro.
La caja cambiante, contaba con iluminación y proyección, por lo que se podía ver y leer el contenido en diversos colores y formas. A veces, los presionaba unos con otros y luego se estiraba hacia arriba o hacia abajo en un continúo vaivén. Era un espectáculo bello, morboso.
El contenido y clasificación: Culpa, víctima, abandonado, manipulador, iracundo, resentido, envidioso, frustrado, mimético, irrespetuoso, orgulloso, indolente, chismoso, traicionero, amoral, entre otros.
Eran cientos de cajas amorfas, pero había una, la mas custodiada, la que contenía al espécimen más deformado de todos, a veces bello, a veces espantoso. Estaba cubierto por un halo de religiosidad y música celestial. Era el gran monstruo que llevaba todo el contenido dentro de sí y lo escupía como fuego que lo quemaba una y otra vez.
Todos salían perturbados de la gran exposición. Por unos días pensaban ser mejores personas, pero por alguna razón al pasar el tiempo desaparecían.
¡Cuidado!
Dicen que quieren expandirse.

Maritza Cabello