La Ley de Ciclismo Urbano promoverá el uso de la bicicleta

0
Los biciconductores tendrán sus vías con seguridad.

Serán vigiladas las vías para la utilización de ese tipo de vehículos y sillas de ruedas

La Asamblea Nacional aprobó la Ley de Ciclismo Urbano, publicada en la Gaceta Oficial extraordinaria 6.664, del jueves 11 de noviembre de 2021, la cual tiene como finalidad promover y proteger el uso de la bicicleta, como una actividad que garantice el derecho al libre tránsito, a la salud, a la actividad física, a la recreación y a una excelente salud.

Entre sus principales objetivos están los de promover, incentivar, proteger y regular el ciclismo urbano en todo el territorio nacional, como actividad física, con la promoción al libre tránsito, la salud, el deporte, la recreación y la vida activa de las personas, en armonía con el ambiente y el desarrollo sustentable, de acuerdo a lo contenido en su primer artículo.

Los fines de la ley consisten, además de la promoción de la actividad y de la disciplina del ciclismo, en garantizar el ejercicio y la protección al libre tránsito de las bicicletas en ciudades, poblaciones, asentamientos e incentivar el uso de ese vehículo para el desarrollo de esa disciplina, que beneficie a la actividad física, la recreación y el libre tránsito.

De acuerdo con la ley, será garantizada la seguridad vial y la protección de las personas que utilicen ese tipo de vehículo como transporte alternativo y ecológico. Razones por las cuales se adaptarán espacios para el uso de ese medio de transporte, que servirá no solo para la actividad deportiva y recreativa, también para el traslado con cualquier otro fin.

Ese transporte se combinará con los que utilicen otras personas debido a alguna discapacidad, como sillas de ruedas, que puedan ser eficientes y económicos, para bienestar de la población que se movilizará por vías que serán señaladas exclusivamente por parte de las autoridades.

La Ley destaca la protección y la facilidad para otorgar créditos, por parte de organismos bancarios y empresas relacionadas con ese tipo de negociación, para la adquisición de bicicletas, además para invertir en equipos de seguridad (cascos, rodilleras, zapatos), que sirven de protección al ciclista en caso de accidentes.

Igualmente se contempla la creación y mantenimiento de bici estacionamientos en parques, centros de trabajos, comerciales y diferentes espacios públicos. Para este tipo de locales se tomarán en cuenta los espacios que existen en las grandes ciudades, pueblos y localidades con pequeñas poblaciones.

En la exposición de motivos se asegura que en el mundo el transporte por medio de todo tipo de ciclismo, sillas de ruedas y otros medios de movilización como patinetas, están en un altísimo porcentaje ante los vehículos automotores y la legislación en la mayoría de los países europeos y asiáticos protegen a los conductores que se desplazan de esa manera.

Igualmente, en varios países latinoamericanos estudian la posibilidad de introducir normas que favorezcan ese modo de transportarse, para combatir la contaminación que tanto daño ha hecho a la tierra, único sitio donde, hasta ahora, el ser humano puede residir y tener actividades propias de supervivencia.

Esta Ley, aprobada por la Asamblea Nacional y publicada en la Gaceta Oficial Extraordinaria 6.664, estableció un plazo de tres años para que las alcaldías establezcan condiciones, normativas y de infraestructura adecuada para la promoción del ciclismo urbano y protección para la utilización de sillas de ruedas.

JULIO BARAZARTE | CIUDAD CCS