ARTE DE LEER | Aquí termina y aquí empieza una historia de amor o los dilemas y enigmas de lo vivencial de Enrique Hernández-D’Jesús

0

Ricardo Romero Romero

Una vez que estamos conscientes de nuestra temporalidad, de que el cambio es la única constante, de que cada día no somos los mismos, ya sea porque nuestra propia naturaleza está en permanente movimiento o simplemente porque el espejo nos lo dice, nos confrontamos bajo las naturales interrogantes.

¿Qué hago aquí?

¿De dónde vengo?

¿Hacía donde voy?

Aunque tengamos un sistema de creencias, basado en tradiciones religiosas o porque nos hemos formado un criterio de libre pensador, las preguntas pueden tener respuestas; puede que logremos la satisfacción de poseer una verdad o simplemente mantenemos la duda existencial.

También podemos optar por dejarnos llevar, sin ahondar en esos misterios metafísicos. Pero el mundo material primario, siempre nos da sus designios:

EL CUERPO

El cuerpo forma

parte de este

universo

El cuerpo

es vulnerable

El cuerpo de

este cuerpo

tiene el ojo puesto

donde fluye

el agua

y sabe que vivir

con fantasmas

exige

soledad

Por eso, hay poetas que se entregan a la realidad del verso. La creación metafórica se conjuga como una religión de lo implacable, una fe que no se conecta con el afuera:

CUÁNTAS VECES

EN LA VIDA

HEMOS JURADO

AMOR ETERNO

 La memoria

mueve el espacio

danza en las puntas

de las manos

combina

los movimientos

los impulsos

la trama

Se conmueve

Sabe ser

y duele

Andar

es un enigma

comprensible

El “Catire” Enrique Hernández-D’Jesús encontró una doctrina sobre la cual resuelve los dilemas y enigmas de lo vivencial en Aquí termina y aquí empieza una historia de amor, un compendio poético-filosófico publicado por Monte Ávila Editores Latinoamericana.

Para el “Catire”, poema y amor son lo mismo, una manera de andar por los caminos, un espacio donde el pensamiento y el sentimiento son una sola cosa:

DESNUDARSE

CON UN POCO

DE TERNURA

 Cuerpo en el lugar

cuerpo de la tierra

El cuerpo

con el cuerpo

lo acaricio

lo beso

lo beso

nos besamos

lo suspiro con fuerza

Venteo sin parar

sus lechos

Se perfuma

la mirada

convierte el sueño

en música

en historias

contrariadas

El silencio

en desvelos

Cuerpo salvaje

fascinante bosque

Hay un objetivo para Hernández-D’Jesús, además dejar una impronta en las letras, plasmar su marca en los flujos cósmicos. Que en los polvos llevados por los vientos, su palabra viaje en cada partícula, como una cabalgata sensorial que trascienda espacio, materia y tiempo:

A mí me gusta la risa de los ojos

Y esa muerte que nunca dijo nada

en la orilla del río

Desde esa luz

la roca revela la estrella

la eternidad

La cueva insólita

el bosque el grito

su flor de ningún modo se ve

Se olvidan

dejan de existir

la sonrisa se va

Se mueve la tierra

Ricardo Romero Romero | @ItacaNaufrago | artedeleer@yahoo.com

Enrique Hernández-D’Jesús  (Mérida, Venezuela, 1947). Poeta, fotógrafo, chef, editor y activista cultural. Fundó Tierra de Gracia Editores, y con Carlos Contramaestre, La Draga y el Dragón. Ha publicado más de treinta libros de literatura y fotografía, y su obra artística ha sido expuesta en museos y galerías de arte tanto en Venezuela como en el exterior. Entre sus obras publicadas están: Muerto de risa (1968), Mi abuelo primaveral y sudoroso (1974), Los poemas de Venus García (1988), Recurso del huésped (1988), Bolívar Fábula de los fabuladores (2004) y Sardinas para comerte mejor (2018), entre otros. Ha sido merecedor de varios reconocimientos, entre ellos el Premio Armando Reverón del Salón Michelena, la Orden Andrés Bello en su Primera Clase por el Presidente Hugo Rafael Chávez (2001), y la Orden World Association of Writers Palestine Center (2009).

Aquí termina y aquí empieza una historia de amor. Monte Ávila Editores Latinoamericana. Colección Altazor. 456 páginas. Edición digital 2017

Descárgalo gratis: https://monteavilaeditores.com/download/aqui-termina-y-aqui-empieza-una-historia-de-amor/