Fisio en acción | Artrosis de cadera puede interrumpir movilidad

0

Una de las patologías que generan gran impotencia funcional, debido al dolor y la claudicación de la marcha, es la artrosis de cadera. Usualmente el dolor aparece hacia el final del día o después de un ejercicio intenso, el cual suele empeorar de manera progresiva a lo largo del tiempo, ya que las posiciones y acciones básicas del día a día, como la bipedestación y la deambulación, mantienen el cuadro doloroso, lo que mejora de manera considerable con el reposo.

La articulación de la cadera está formada por la unión de los huesos de la pelvis y el fémur, este posee una cabeza de forma esférica, la cual se articula con un hueco que tiene la pelvis, a su vez la pelvis en esa zona anatómica tiene un cartílago que cumple la función de amortiguar y disminuir las zonas de fricción entre la cabeza del fémur y el acetábulo. Cuando existe un desgaste de dicho cartílago y comienza la fricción de las estructuras, puede incluso hacer daño a las estructuras óseas, perdiendo de manera considerable la congruencia anatómica, es lo que genera la llamada artrosis de cadera.

El que padece dicha afección pierde movimiento de su cadera, adoptando la postura de aducción con rotación externa del miembro inferior y flexión de muslo, lo cual llevará a un gran acortamiento de la musculatura flexora de cadera, dando la impresión de un acortamiento del miembro afectado.

El dolor se encuentra mayormente referido en la zona de la ingle, cara anterior del muslo e incluso puede llegar a la rodilla y región de la nalga, otro de los síntomas es una rigidez matutina de las piernas. Esta enfermedad es crónica y progresa de manera lenta a través de los años, quien padece artrosis ve limitadas sus actividades diarias y deportivas.

El tratamiento de esta afección en casos severos es la cirugía para reemplazar la cabeza femoral con una prótesis, la rehabilitación también es de suma ayuda antes, durante y después de la lesión y el uso del bastón para evitar la carga excesiva del segmento afectado. Por último, entre los deportes más indicados para mejorar o evitar este tipo de lesión, está la natación, paseos en superficies lisas, con períodos de reposo; y cualquier otro que no brinde carga excesiva e impactación (movimientos repetitivos) a la articulación de la cadera.

Ydalmis Bravo

No olviden seguirme en mis redes sociales @fisioenaccion2019 o escribirme al correo electrónico fisioenaccion2019@gmail.com