Arrimando la brasa | 2022: los 170 años de José Martí

0

Cuba celebra este año el cumpleaños número 170 de José Martí.

Es difícil que un o una latinoamericana vinculados a la cultura y la historia de nuestro continente mestizo, no sepa quién es José Martí.

Su historia, su vida, su literatura, su entrega, su vínculo con la independencia y la historia de Cuba, es un cielo lleno de circunstancias y sentidos que nos arropa a los latinoamericanos por múltiples razones, y no solo a los cubanos.

El que esa nación decidiera dedicar el año completo a esta celebración nos resulta un acierto en todo el sentido de la palabra.

Confieso que personalmente mi vínculo como lectora con Martí nació el día en que mi padre me regaló un libro que resultó ser una edición especial de todos los ejemplares de La Edad de Oro, el periódico que creó el prócer, especialmente dedicado a los niños latinoamericanos. El que aún en nuestros días considero imprescindible para que las generaciones nacientes de latinoamericanos entiendan, desde temprana edad, lo que significa la conjunción de elementos históricos y en general culturales, que nos dieran una explicación poética, científica, sentimental y hasta filosófica de quiénes somos naciendo en estos territorios, y abarcando las culturas del mundo, en serena convivencia.

La figura y la obra de José Martí para mí, personalmente, constituye un bastión importantísimo en el camino de los pasos que vamos dando, desde esa construcción que se inicia en la niñez y es un camino de encuentros hilvanados entre lo real y lo soñado, lo vivido a través de la palabra que relata y explica, pero que paralelamente se conecta a la ilusión, los sueños, el misterio y la aventura.

Es por ello que al escribir mi novela Solitaria Solidaria, José Martí pasó a ser un personaje en ella, en el afán primordial de darle un lugar dentro del mundo de la reconstrucción y el ensueño personal, como un voto de aplauso definitivo, en lo personal, como un grano de arena o una ola del mar, en el inmenso tesoro de aportes que todos los latinoamericanos debieran considerar a la hora de celebrar una figura con la fuerza inteligente y amorosa, de todo lo que ese intelectual, poeta y luchador dejó como regalo a todos nosotros y a las generaciones venideras. Salve José Martí.

Laura Antillano